ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

jueves, 3 de marzo de 2011

La Solidaridad.


¡Hola amig@s!
Aquí os recibo de nuevo en nuestra "Ventana abierta".


Hace ya mucho tiempo, cuando los inviernos eran mucho más fríos que ahora
-nos cuenta Kurt Kauter- mi abuelo me contó algo que me llamó la atención y siempre lo he recordado.

Él pasaba mucho tiempo en las montañas, era un gran amante de la naturaleza, por eso sus historias siempre tenían que ver con su afición favorita.

Pues bien:
"Resulta que estaban un colibrí -ya saben ustedes que el colibrí es un ave muy pequeña que vive en tierras americanas y que se parece un poco al pájaro mosca- y una paloma charlando mientras empezaban a caer los primeros copos de nieve de aquel invierno.

- Dime, ¿cuánto pesa un copo de nieve?
- preguntó el colibrí a la paloma-.

Nada
-le respondió-.

-¿Estás segura?-.

¡Claro!

- Mira, ahí tienes uno, compruébalo tú-.

- No, yo ya sé lo que pesa, pero tú no, por eso te voy a contar una historia-.

En cierta ocasión me posé en una rama de un pino, cerca de su tronco.
Empezó a nevar.
No era la nieve de una fuerte tempestad, era como un sueño sin ninguna herida ni violencia.
Lo cierto es que le estaba dando vueltas para ver qué podía hacer para distraerme un rato.
 No tenía nada que hacer.

De pronto se me ocurrió empezar a contar los copos mientras caían sobre las ramas de mi tronco.
El número exacto 3.741.952. Cuando cayó sobre la rama el siguiente copo
-sin peso, como tú dices- la rama se rompió.

Dicho esto, el colibrí levantó el vuelo ante la mirada perpleja de la paloma.

La paloma era una autoridad en la materia desde el tiempo de Noé;
por eso muchos pájaros le preguntaban a ella sus dudas.

Pero esta vez se quedó reflexionando..., y pasados unos minutos, se dijo:
"Quizá tan sólo sea necesaria la colaboración de una persona más, para que la SOLIDARIDAD se abra camino en el mundo".

Tal vez a mí me pase lo mismo que a mi abuelo -pensó Kurt Kauter-
no creo que se me olvide nunca esta historia.

Uno más nos parece poco o nada,
pero siempre sirve, o en muchas ocasiones es el que faltaba para conseguirlo.


No hay comentarios: