ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

sábado, 8 de diciembre de 2012

40 Aniversario de Bodas

"Ventana abierta"


40 Aniversario de Bodas


Sí, es verdad, ya un año más… Y ha pasado sin apenas darnos cuenta…
La vida ha ido girando poco a poco y, efectivamente llega un día en que recordamos el momento en que comenzó nuestro largo camino de casados.
No ha resultado difícil ni tampoco sencillo, porque suele ser una relación diferente, especial, y ya en unión de dos . 


Continuamos siendo dos personas individuales, con nuestros pros y nuestros contras, pero al mismo tiempo ya unidos formando un solo cuerpo y una sola alma y con la posibilidad de ir coincidiendo en los mismos pensamientos y gustos.

 


Comenzamos un libro con sus páginas en blanco, y desde entonces gracias a Dios, aún continuamos escribiendo nuestra vida en común dichosa, feliz y duradera.

 

Cada vez que llega esta fecha hermosa de nuestro Aniversario de Bodas ( hay quien piensa que con el pasar del tiempo se va dejando por lo general un poco de lado, tal vez atrás, en el olvido, celebrándolo con menos entusiasmo, y lo consideran como si fuese un atleta que ha llegado ya a su meta…) 


En nuestro caso no lo entendemos así. Si antes lo celebrábamos con nuestros padres, continuando después con nuestras hijas, hoy lo seguimos festejando con los nuevos miembros de la familia que han aparecido para alegrarnos la existencia que son nuestros nietos queridos. 


Es como si fuéramos, es verdad, unos atletas que ya culminamos nuestra veloz carrera, pero que ahora volvemos a comenzar de nuevo otra carrera más sosegada y tranquila, intentando poner en ello todo lo que nos queda de fuerza, pero esta vez a favor de los más jóvenes y de los nietos. 

 

Qué bonito es poder recordar aquel día en que estos abuelos Manolo y Mª Ángeles nos convertimos en marido y mujer, y sentir la alegría de llegar un año más acercándonos al ciclo del aniversario de las “BODAS DE ORO” al cumplir precisamente el 8 de Diciembre 40 años de matrimonio.

 

 Es cierto, y quien diga lo contrario mentiría, hemos pasado esos años compartiendo sonrisas y lágrimas, porque hay de todo en la viña del Señor, pero eso sí, caminando siempre juntos, tomados de nuestras manos sorteando todos los peligros que nos puedan haber acechado.
Son 40 años compartiendo vida, sonrisas, lágrimas, y continuamos, gracias a Dios, avanzando.


Han transcurrido dentro de estos años -como digo- muchas cosas, algunos rincones que han quedado vacíos lo han llenado otros miembros que han conformado de nuevo la familia  pero siempre recordando a los que se nos han ido.


 Aún así consideramos que es necesario seguir sonriendo, y cómo no, es necesario hacerle una vez más un guiño a las desgracias y continuar mirando el camino con esperanza, para hacer realidad todos los sueños…
Queremos seguir viendo crecer a nuestros nietos para hacer que sus vidas estén repletas de ilusiones, para poder compartir todos juntos la alegría; y si por desgracia llega también la tristeza, sintiéndonos acompañados.

¡¡¡Bendícenos siempre, Dios Mío!!!

 

¡¡¡Y Gracias infinitas por habernos concedido crear nuestra 

hermosa familia!!!




No hay comentarios: