ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

jueves, 27 de abril de 2017

Carta Pastoral. Domingo de Ramos. 9 - Abril - 2017

"Ventana abierta"

Carta Pastoral

Carta del Arzobispo de Sevilla D. Juan José Asenjo Pelegrina

Estimados amigos, repasamos la Carta que ha escrito el Arzobispo de Sevilla para el día de hoy con una dedicación:

"Domingo de Ramos, pórtico de la Semana Santa".

En efecto, es el título de la Carta que ha escrito D. Juan José Asenjo. Al comienzo subraya que Dios habría podido salvarnos prescindiendo de la Encarnación, sin embargo quiso enviarnos a su Hijo.

- "Quiso, sin embargo, enviarnos a su Hijo, que bajó hasta lo más profundo de nuestras miserias, hasta la raíz de nuestro pecado, poniéndose a nuestro nivel para realizar nuestra salvación, que culmina en la cruz y en el Misterio Pascual".

A continuación alude a la liturgia de estas fechas.

- "La liturgia de estos días nos presentará a Cristo como el nuevo Adán, que ofrece al Padre un sacrificio que repara y compensa sobradamente el pecado del primer Adán. La obra redentora de Cristo llega así a la raíz, no es una solución pasajera ni un paliativo mortáleo".

Finaliza su Carta con algunos consejos para encarar la Semana Santa.

- "En estos días busquemos espacios amplios para la oración, para agradecer al Señor su inmolación voluntaria por nosotros y la Institución del Sacramento de su Cuerpo y de su Sangre.
Acompañémosle también con recogimiento en las hermosísimas estaciones de penitencia de nuestras hermandades.
El Señor estás llamando ya a nuestra puerta, abrámosle de par en par".



miércoles, 26 de abril de 2017

Jesús tocando tu puerta

"Ventana abierta"


Jesús tocando tu puerta



Un hombre había pintado un lindo cuadro. El día de la presentación al público, asistieron las autoridades locales, fotógrafos, periodistas, mucha gente, pues se trataba de un famoso pintor, reconocido artista.
Llegado el momento, se retiró el paño que velaba el cuadro. Hubo un caluroso aplauso. era una impresionante figura de Jesús tocando suavemente la puerta de una casa. Jesús parecía vivo. Con el oído junto a la puerta, parecía querer oír si desde dentro de la casa alguien le respondía.
Todos admiraban aquella preciosa obra de arte. Un observador muy curioso encontró una falla en el cuadro. La puerta no tenía cerradura. Y fue a preguntar al artista:
- "Su puerta no tiene cerradura! Cómo hace para abrirla?"
El pintor tomó su Biblia, buscó un versículo, y le pidió al observador que lo leyera:
Apocalipsis 3, 20:
"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo".
- "Así es," respondió el pintor. "Esta es la puerta del corazón del hombre" "Sólo se abre por dentro".

ERES LA ÚNICA CRIATURA DEL UNIVERSO CON LA CUAL QUIERO TENER UNA AMISTAD.
YO NO SOY UN DIOS MUDO.
YO SOY EL VERBO.
YO SOY LA PALABRA.


domingo, 23 de abril de 2017

Oración de Comunión Espiritual. II Domingo de Pascua. Domingo de la Misericordia. 24 - abril- 2017

"Ventana abierta"



Oración de Comunión Espiritual.



Domingo II de Pascua. Domingo de la Misericordia.


La Eucaristía es vínculo de unión fraterna, en ella participamos realmente del Cuerpo y de la Sangre del Señor.
Por eso, cuantos amigos/as. siguen este blog y desean unirse, oramos en comunión con el Señor y con los hermanos.

"Señor Jesús, Tú eres el rostro visible del Padre invisible, del Dios que manifiesta su Omnipotencia sobre todo con el perdón y la misericordia. Haz que en el mundo la Iglesia sea el rostro visible de Ti, su Señor glorioso.
Danos la Vida nueva de tu Pascua, enséñanos a ser testigos de tu resurrección gloriosa, a vivir en cada momento la Vida nueva que nace de tu victoria sobre la muerte y sobre el pecado, en el cansancio y en la fatiga, en el dolor y las enfermedad, en todas las circunstancias de nuestra vida.
Tú que eres la luz esplendorosa que brilla en las tinieblas, Rey de la Vida y Salvador de los que han muerto. Concédenos vivir siempre en tu alabanza. Concédenos que unidos a Ti en el dolor y en la muerte, resucitemos Contigo.
Que tu Divina Misericordia nos acompañe cada día de nuestra vida para que también nosotros podamos ser en cada momento, testigos de tu amor misericordioso".

Concluimos la oración de este Domingo II de Pascua. Domingo de la Misericordia.
Resucitados con Cristo nos sabemos llamados a ser testigos de la Vida nueva que Él nos da.
Demos gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.


domingo, 9 de abril de 2017

Domingo de Ramos. Canción. 9 - Abril - 2017

"Ventana abierta"


Domingo de Ramos 


(Estribillo)

Sube el Nazareno,
sube el Buen Jesús,
sube hacia el Calvario,
sube con la cruz.

Carga en Sí el pecado
de la humanidad;
sobre sus espaldas
pesa todo el mal.

(Estribillo)

Dime pueblo mío
¿qué te hice Yo?
¿En qué te he ofendido?
¡Matas a tu Dios!

(Estribillo)

Como res callada
que a la muerte va,
muere porque quiere
al hombre salvar.

(Estribillo)



Oración de Comunión Espiritual. Domingo de Ramos. 9 - Abril - 2017.

"Ventana abierta"


Oración de Comunión Espiritual
Domingo de Ramos


Todos aquellos amigos /as. que siguen este blog y si así lo desean podemos hacer juntos nuestra Comunión Espiritual en este Domingo de Ramos, mostrando así de esta manera nuestra voluntad de recibir también este Cuerpo y Sangre de Cristo, que se entrega, que se derrama por cada uno de nosotros..
"Señor Jesús, Tú sabes que con la misma facilidad con que te acojo, también te entrego. Paso fácilmente del Hosanna, al crucifícalo. Conoces mi masa, sabes que soy de barro, estoy lleno de debilidad, por eso te necesito:
Necesito tu Palabra, tu Presencia, tu Cuerpo y tu Sangre que me das en Comunión.
Necesito ver tu Rostro, Misericordia del Padre, lleno de dolor, tu Cuerpo ensangrentado, coronado de espinas, clavado en la cruz para que en mis noches oscuras, noches de dolor y soledad, encontrar en Ti la fuerza necesaria para resistir y no ceder a la desesperanza, para confiar.
El contemplar tu cruz me lleve a la gloria, el ver tu Cuerpo dolorido me ayude a comprender y ofrecer mi dolor como Tú lo hiciste.
Yo también hoy te grito: 
"Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel. Hosanna en el Cielo".


miércoles, 29 de marzo de 2017

Hay regalos que no conviene recibir.

"Ventana abierta"


Hay regalos que no conviene recibir.


Era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos como un hombre justo y comprensivo. 
Al terminar la clase, ese día de verano, mientras el maestro organizaba unos documentos encima de su escritorio, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo: 
- "Profesor, lo que me alegra de haber terminado la clase es que no tendré que escuchar más sus tonterías y podré descansar de verle esa cara aburridora". 
El alumno estaba erguido, con semblante arrogante, en espera de que el maestro reaccionara ofendido y descontrolado. 
El profesor miró al alumno por un instante y en forma muy tranquila le preguntó: 
- Cuando alguien te ofrece algo que no quieres, ¿lo recibes? 
El alumno quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta. 
- Por supuesto que no. Contestó de nuevo en tono despectivo el muchacho. 
- Bueno, prosiguió el profesor, cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable, me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar. 
- No entiendo a que se refiere. Dijo el alumno confundido. 
- Muy sencillo -replicó el profesor -, tú me estás ofreciendo rabia y desprecio y si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaré aceptando tu regalo, y yo, en verdad, prefiero obsequiarme mi propia serenidad. Muchacho -concluyó el profesor en tono gentil-, tu rabia pasará, pero no trates de dejarla conmigo, porque no me interesa, yo no puedo controlar lo que tú llevas en tu corazón pero de mí depende lo que yo cargo en el mío." 
Cada día en todo momento, tú puedes escoger qué emociones o sentimientos quieres poner en tu corazón y lo que elijas lo tendrás hasta que tú decidas cambiarlo. 
Es tan grande la libertad que nos da la vida que hasta tenemos la opción de amargarnos o ser felices.



El niño de las estrellas marinas

"Ventana abierta"


El niño de las estrellas marinas


Caminaba un niño junto al mar. La playa estaba llena de miles y miles de estrellas marinas que, ancladas en la arena por la marea baja, no podían regresar al agua y languidecían por los calcinantes rayos solares.
El pequeño, serena pero enérgicamente, recolectaba una por una las estrellas y las arrojaba más allá de las olas.
Un señor contemplada a la distancia esta acción con detenimiento y pensaba:
-Este chico está loco.
Se dirigió el hombre hacia el niño y le dijo:
-No tiene sentido tu afán, no ves que son miles las estrellas.
El pequeño respondió:
-Ya sé que son miles las estrellas y que no podré ayudar a todas, pero para la que ayude, yo fuí la diferencia entre su vida y su muerte.
Y siguió juntando estrellas marinas, lanzándolas con fuerza, más allá de las olas.
El señor quedó interpelado por aquella respuesta. Por la noche, ya en su casa, el tema daba vueltas en su cabeza sin comprender el sentido de tal acción.
Al otro día, bien temprano, durante la marea baja, seguía el niño juntando estrellas y lanzándolas más allá de las olas, una por una. Pero ya tenía un compañero de equipo: era el hombre que había descubierto un secreto de la vida...

Fuente: www.buenanuevadedios.blogspot.com/



Pobres ovejas

"Ventana abierta"


Pobres ovejas


Había una vez una familia de pastores. Tenían todas las ovejas juntas en un solo corral. Las alimentaban, las cuidaban y las paseaban.
De vez en cuando, las ovejas trataban de escapar.
Aparecía entonces el más viejo de los pastores y les decía:
-Ustedes, ovejas inconscientes y soberbias. ¿No saben que afuera el valle está lleno de peligros? Solamente aquí podrán tener agua, alimentos y sobre todo, protección contra los lobos.
En general, esto bastaba para frenar los "aires de libertad" de las ovejas.
Un día nació una oveja diferente, digamos, una oveja negra. Tenía espíritu rebelde y animaba a sus compañeras a huir hacia la libertad de la pradera.
Las visitas del viejo pastor para convencer a las ovejas de los peligros exteriores, debieron hacerse cada vez más frecuentes. No obstante, las ovejas estaban inquietas y cada vez que se las sacaba del corral, daba más trabajo reunirlas.
Hasta que una noche, la oveja negra las convenció y huyeron.
Los pastores no notaron nada hasta el amanecer, entonces vieron el corral roto y vacío. Todos juntos fueron a llorar donde el anciano jefe de familia.
-Se han ido, se han ido.
-Pobrecitas…
-¿Y el hambre?
-¿Y la sed?
-¿Y el lobo?
-¿Qué será de ellas sin nosotros?
El anciano tosió, dio una pitada de la pipa y dijo:
-Es verdad, ¿qué será de ellas sin nosotros? Y lo que es casi peor…
¡¡¡¿Qué será de nosotros sin ellas?!!!

Fuente: www.desafío.cl/



El árbol de los amigos

"ventana abierta"


El árbol de los amigos 



Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, mas otras apenas vemos entre un paso y otro. A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.
Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos. El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá, que nos muestran lo que es la vida. Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.
Mas el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.
Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces es llamado un amigo enamorado. Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.
Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas. Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca.
Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes, aquellos que están en lo alto de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones. Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.
Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, dicha y prosperidad.
Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única, siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.
Habrá de los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada.
Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida, y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.


Parábola de una gotita.

"Ventana abierta"

Parábola de una gotita.

Había una vez una gotita que se sentía muy pequeña e insignificante, no sabía que camino elegir, porque pensaba que donde estuviera nadie se daría cuenta que existía y no se verían las cosas que ella hacía.
Dios que todo lo ha hecho perfecto y que le da una misión especial a cada ser y cosa de su creación, le preguntó:
- ¿Qué te pasa hija mía, qué te causa tanto dolor?
- Perdóname que te lo diga, pero no le encuentro sentido a mi existir, soy tan diminuta que yo sola, nada puedo hacer ni construir; siento que es vano mi trabajo, da igual conmigo o sin mí.
El Señor, mirándola con ternura, la mejor de sus sonrisas le regaló y sin pensarlo le dijo:
Nada es insignificante ni pequeño ante los ojos del Creador, vale más lo que se construye con esfuerzo y sacrificio gota a gota, que aquello que fácilmente se logró… Mira a tu alrededor, hay muchas cosas que no serían lo mismo si faltara esa gotita que alguien aportó: el mar sería una gotita más pequeño, si le robaran una gota de su inmensidad; se revive un corazón con una gotita de amor; el desierto se convierte en oasis con una gotita de agua en su interior; se alimentan las plantas cada amanecer, con una gota que el rocío derrama.
Una lagrima es una gota de dolor o de alegría, expresa la emoción que dejó sin palabras al corazón; un granito de arena, da inicio a una nueva construcción, de granito en granito se puede levantar la más grande edificación; con el más pequeño de los sueños, encuentra el ser para vivir una nueva razón; una gota puede rebosar el vaso y hacerlo derramar; una gotita de luz se convierte en una gran esperanza en medio de la oscuridad.
Hay quienes se lamentan por esa gota de amor que nadie les dio, existen los que piden tan poco, que necesitan así sea una gotita de comprensión para encontrar paz en su interior; una gota de silencio hace más grande el vacío y la soledad; una gota de indiferencia puede matar una relación; una gota de traición puede destruir la confianza que el otro depositó; una gotita de fe puede mover montañas y hacer los sueños realidad; una gota significa mucho más de lo que puedes imaginar, a tal punto que una gota de Sangre de mi Hijo Jesús llega a ser signo de la Salvación que al mundo con su vida ofreció.
¿Entiendes ahora lo que te digo? Eres más importante de lo que te puedes imaginar, tu pequeñez me permite demostrar mi grandeza; gota a gota se puede hacer germinar una planta, calmar la sed de toda la humanidad; con una gota de dulzura se puede acabar la amargura que le impide al alma ser feliz de verdad; una gota de tiempo pido, para que se eleve una oración; una gota que des o quites, modifica todo ya sea para bien o para mal… así que no digas que las cosas contigo o sin ti son igual.
Después de escuchar las palabras que con amor le dijo el Creador, la gotita se fue pensando en todo lo que podría aportar si lograse entrar a cada corazón y convertirse en una gota de amor que los hombres y mujeres quieran al mundo regalar, para poder construir, la verdadera Paz.
¿Alguna vez te has sentido como una gotita pequeña y solitaria que siente que nada vale, que al bajar solita de algún lugar se siente como una miniatura y no encuentra su camino? ten presente que en lo más pequeño y sencillo, la perfección de Dios siempre está.

Parábola de las piedras

"Ventana abierta"

Parábola de las piedras

Suele suceder que algunos seres de la creación, miran a su alrededor, y como no han logrado descubrir su misión, quieren llegar a ser como otros, no se aceptan a sí mismos como son.
Esto le sucedía a una piedra, que quería ser tierra, y por ello en uno de sus días de angustia, le dijo inconforme a Dios:
Señor, no entiendo como Tú, que todo lo has hecho perfecto, has permitido que seamos parte de tu creación; acaso, ¿somos aquello que de tu obra sobró?... Todos nos desprecian e ignoran, se quejan de nosotras porque no tenemos vida, estamos atravesadas en medio del camino, hacemos que otros tropiecen y caigan; hay quienes nos utilizan para castigar, herir, romper, golpear; se dice de nosotras que somos el símbolo del odio y desamor; por ello expresan que existen corazones de piedras, que no logran sentir o brindar amor. Sólo tienen mejor suerte aquellas que por su linda apariencia, son llamadas piedras preciosas porque tienen para los seres humanos mucho valor. ¿No hubiera sido mejor que en vez de piedras fuéramos tierra, que se deja moldear, y permite que sobre ella se graben huellas que otros puedan pisar y continuar? Ya estamos cansadas de escuchar maldiciones y que nos culpen de las caídas y tropiezos de aquellos que se encuentran con nosotras en su caminar.
Dios la contempló lleno de ternura, en sus manos con amor la tomó, mirándola fijamente le dijo:
Hija mía, ustedes son también parte importante de mi creación, ¿por qué intentas ver todo con otros ojos y no logras descubrir tu misión?
Las piedras sirven para construir, uniendo muchas de ellas se logra hacer una fuerte edificación, por ello alguna vez, le dije al apóstol Pedro: "De ahora en adelante serás piedra y sobre ti edificaré mi Iglesia".
Algunas se convierten en apoyo de quienes se aferran a ellas para descansar. Las piedras son el instrumento que utilizo para que los hombres y mujeres, escuchen a veces mi voz, y tomen el verdadero camino, por ello cuando tropiezan con una de ustedes, aunque quizás les cause dolor, saben que por ahí no era el paso correcto, que deben buscar otra ruta mejor. Los caminos fáciles no llevan a ninguna parte, a veces es necesario experimentar un tropiezo, para así aprender a caer y levantarse, sin perder la esperanza ni quitar la mirada del cielo.
Las piedras ayudan a fortalecer a la humanidad, al ser tan pesadas y atravesadas, logran que mis hijos se hagan fuertes por querer moverlas o apartarlas.
Superar las piedras del camino, hacen que los hombres y mujeres adquieran madurez y sabiduría.
Con las piedras preciosas sucede igual que con muchos de mis seres, que se dejan llevar solo por las apariencias y no logran ver o descubrir lo que realmente tiene valor. Muchas de ellas inspiran más que admiración, ambición, y causan un sin números de problemas, disturbios y corrupción.
No se sientan culpables si hay quienes las utilizan para herir, destruir o golpear... así suele suceder con tantas cosas que he creado, y que por amor, a mis hijos e hijas les he dado; pero que la humanidad no ha sabido utilizar ni valorar.
Con ustedes también se demuestra la grandeza del amor, porque así como el agua gotita a gotita logra desmoronar la más grande y pesada piedra; el amor, detalle a detalle, con paciencia y dedicación, puede ablandar y conquistar el más duro e insensible corazón.
Las piedras son herramientas, las utilizó el hombre en sus orígenes, y a partir de ellas el mundo inició su progreso; también las utiliza el artista, que con el cincel golpea, para lograr construir aquella obra que su sentir expresó.
Las piedras no son enemigas, son amigas que intentan enseñar, fortalecer y mostrar el camino mejor; hacen humildes al corazón vanidoso y orgulloso que un camino fácil eligió; logran que aterrice aquel que de su realidad se olvidó. Las piedras son Maestras de la vida, instrumentos que sirven para despertar, fortificar, modelar y hacer madurar al corazón.
¿Ya entiendes hijo mío, porque siempre he dicho que todo aquello que hay en mi creación, tiene un fin específico y contiene en su interior un toque de mi perfección?
No te quejes de las piedras del camino, reflexiona en lo que te quieren mostrar y enseñar; quizás sólo se atraviesan para que hagas un alto en tu caminar, tomes nuevas fuerzas y logres llegar mucho más lejos ... el dolor no deforma, sino que transforma, es necesario caer para aprendernos a levantar, tropezar para poder ir con más seguridad, dando pasos cortos con pisadas firmes que dejen huellas que otros quieran seguir y continuar.


miércoles, 22 de marzo de 2017

El mendigo mísero. 3 - Febrero - 2003.

"Ventana abierta"


El mendigo mísero


Hubo una vez un pordiosero que estaba tendido a lo largo de la calle. Vio a lo lejos venir al rey con su corona y capa. 
- "Le voy a pedir, pues seguro que me dará bastante" pensó el mendigo.
Cuando el rey pasó cerca, le dijo:
- "Su Majestad, ¿me podría por favor regalar una moneda?", aunque en  en su interior pensaba que el rey le iba a dar mucho.
El rey le miró y le dijo:
- "¿Por qué no me das algo tú? ¿Acaso no soy tu rey?"
El mendigo no sabía qué responder a la pregunta y dijo:
- "Pero Majestad, yo no tengo nada".
El rey respondió:
- "Algo debes de tener... busca".
Entre asombrado y enojado, el mendigo buscó entre sus cosas y supo que tenía una naranja, un bollo de pan y unos granos de arroz. Pensó que el pan y la naranja eran mucho para darle, así que en medio de su enfado cogió 5 granos de arroz y se los dio al rey.
Complacido, el rey dijo:
- "Ves como sí tenías". Y le dio 5 monedas de oro, una por cada grano de arroz.
El mendigo dijo entonces:
- "Su Majestad... creo que acá tengo otras cosas. 
Pero el rey no hizo caso y dijo:
- "Solamente de lo que me has dado de corazón te puedo yo dar".
Es fácil en esta historia reconocer cómo el rey representa a Dios, y el mendigo nos representa a nosotros. Notemos que el mendigo aún en su pobreza es egoísta y no se desprende de lo que tiene aún cuando su rey se lo pide.
A veces, Dios nos pide que le demos algo para así demostrarle que Él es el más importante; muchas veces nos pide ser humildes, otras ser sinceros o no ser mentirosos.
Nos negamos a darle a Dios lo que nos pide, pues creemos que no recibiremos nada a cambio, sin pensar en que Dios devuelve el ciento por uno.
No sé qué te pide Dios en este momento: ¿confianza?, ¿sencillez?, ¿humildad? ¿abandono en su voluntad?... No lo sé, solamente sé que por lo que le des te devolverá mucho más. Y acuérdate de no darle solamente unos pocos granos. Dale todo lo que tengas pues, sinceramente, vale la pena.


martes, 21 de marzo de 2017

Las piedras. 17 - Junio - 2002.

"Ventana abierta"

Las piedras

Una vez, el maestro chino Hu-Ssong propuso a sus discípulos el siguiente relato:
- Un hombre que iba por el camino tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo. Poco después tropezó con otra. Igualmente la cargó. Todas las piedras con que iba tropezando las cargaba, hasta que aquel peso se volvió tan grande que el hombre ya no pudo caminar.
¿Qué piensan ustedes de ese hombre?
- Que es un necio -respondió uno de los discípulos-. ¿Para qué cargaba las piedras con que tropezaba?
Dijo Hu-Ssong:
- Eso es lo que hacen aquellos que cargan las ofensas que otros les han hecho, los agravios sufridos, y aun la amargura de las propias equivocaciones. Todo eso lo debemos dejar atrás, y no cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra nosotros mismos.
Si hacemos a un lado esa inútil carga, si no la llevamos con nosotros, nuestro camino será más ligero y nuestro paso más seguro.
Así dijo Hu-Ssong, y los discípulos se hicieron el propósito de no cargar nunca el peso del odio o del resentimiento.

El collar de perlas

"Ventana abierta"


El collar de perlas


Elísabet era una linda niña de cinco años de ojos relucientes. Un día mientras ella con su mamá visitaban una tienda, Elísabet vio un collar de perlas de plástico que costaba 2.50 dólares. ¡Cuánto deseaba poseerlo! 
Preguntó a su mamá si se lo compraría, y su mamá le dijo: Hagamos un trato, yo te compraré el collar y cuando lleguemos a casa haremos una lista de tareas que podrás realizar para pagar el collar, y no te olvides que para tu cumpleaños es muy posible que tu abuelita te regale un dólar, ¿está bien? 
Elísabet estuvo de acuerdo, y su mamá compró el collar de perlas.
Elísabet trabajó con tesón todos los días para cumplir con sus tareas , y tal como su mamá le mencionara, su abuelita le regaló un dólar para su cumpleaños.
En poco tiempo Elísabet canceló su deuda. Elísabet amaba sus perlas, las llevaba puestas a todas partes.
 El único momento que no las usaba era cuando se bañaba, su mamá le había dicho que las perlas con el agua le teñirían el cuello de verde.
Elísabet tenía un padre que la quería muchísimo. Cuando Elísabet iba a su cama, él se levantaba de su sillón favorito para leerle su cuento preferido. Una noche, cuando terminó el cuento, le dijo: 
-"Elísabet, ¿tú me quieres?".
-"OH sí papá, tú sabes que te quiero" . 
-"Entonces, regálame tu collar de perlas," le pidió él. 
-"¡OH papá! Mis perlas no!" dijo Elísabet. "Pero te doy a Rosita, mi muñeca favorita. ¿La recuerdas?, tú me la regalaste el año pasado para mi cumpleaños y te doy su ajuar también, ¿está bien, papá?".
-"¡OH!, no hijita, no importa", le dijo el papá.
Una semana después, nuevamente su papá le preguntó al terminar el cuento: 
-"Elísabet, ¿tú me quieres?".
-"¡OH, sí papá, tú sabes que te quiero!", volvió a contestar la niña. 
-"Entonces, regálame tu collar de perlas". 
-"¡OH, papá! Mis perlas no!, pero te doy a Lazos, mi caballo de juguete, ¿lo recuerdas? Es mi favorito, su pelo es tan suave y tú puedes jugar con él y hacerle trencitas". 
-"¡OH!, no hijita", le dijo su papá dándole un beso en la mejilla.
Algunos días después, cuando el papá de Elísabet entró a su dormitorio para leerle un cuento, Elísabet estaba sentada en su cama y le temblaban los labios. 
-"Toma papá" dijo, y estiró su mano. 
La abrió y en su interior estaba su tan querido collar, el cual entregó a su padre. 
Con una mano él tomó las perlas de plástico y con la otra extrajo de su bolsillo una cajita de terciopelo azul. Dentro de la cajita había un hermoso collar de perlas genuinas. Él las había tenido todo este tiempo, esperando que Elísabet renunciara a la baratija para poder darle la pieza de valor que con gran sacrificio compró.
Y así es también con nuestro Padre Celestial. 
Él está esperando que renunciemos a las cosas sin valor en nuestras vidas para darnos preciosos tesoros. ¿No es bueno el Señor? Esto me hace pensar las cosas a las cuales me aferro y me pregunto: ¿qué es lo que Dios me quiere dar en su lugar?
Y a ti... ¿QUÉ TE DICE el Señor?:
"En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando  hagáis oración no habléis mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho hablar, serán escuchados. No los imitéis, porque el Padre sabe lo que les hace falta, antes de que se lo pidan." 
Del Evangelio Según San Mateo 6, 7-8


"Ventana abierta"

¿Me devuelves mis manitas?

Una familia se había comprado un auto nuevo, 0 Km, hermoso, se mire por donde se mire, el tapizado, el color...todo.
El padre amaba ese coche, su esfuerzo estaba allí.
Subieron él, su esposa y el pequeño de ambos de sólo 3 años; llegando a una estación de servicio bajan los padres y dejan al niño en el coche, cerrando las puertas... el niño, encontró un marcador y comenzó a escribir en todo aquel tapizado, con gran entusiasmo y amor, ya que los niños hacen sus cosas en esta condición.

Después de un rato llegan los padres y al ver el cuadro, el padre comenzó a encenderse en furia y al ver su "hermoso tapizado" todo rallado, comenzó a golpear al niño en sus manos y a golpearlo con mucha fuerza... hasta que tuvieron que sacarle al niño de entre sus golpes, el niño estaba en muy mal estado tuvieron que llevarlo y lo hospitalizaron.

Suena el teléfono en casa de la familia y atiende el padre... los llamaban del hospital, era necesario que se presentaran, se habían complicado las cosas...
El padre se presenta y le notifican que debieron amputarle las manos al niño, ya que no había otra opción posible.
Entrando el padre a la habitación envuelto en lagrimas... el niño le dice sonriente...
¡¡ Hola  papi... ya aprendí la lección... no lo voy a hacer más papi... pero por favor devuélveme mis manitas!!
El padre salió de aquella habitación y se suicidó...
¿Por qué le damos tanta importancia a las cosas materiales hasta el grado de lastimar a nuestros seres queridos?
REFLEXION:
"Un día nací, un día moriré, y nada me llevaré, pero ¿estoy realmente viviendo?"
"Una casa está hecha de roca y madera, ............y un hogar... de amor y entrega"

Bajo sus alas. 20 - Enero - 2003

"Ventana abierta"

Bajo sus alas.

La revista "National Geographic" publicó hace unos años un artículo sobre algo sucedido después de un incendio en el Parque Yellowstone de los E. U, el mismo de las caricaturas  del Oso Yogi, pero este de verdad. Mostraban unas fotos impactantes de las alas de Dios. 
Después de sofocado el fuego, comenzó la labor de una larga jornada montaña arriba para la evaluación de daños ocasionados por el incendio, y fue entonces que al ir caminando por el parque, un guardabosques encontró una ave calcinada, un pájaro literalmente petrificado, en cenizas, junto al pie de un árbol, parecía una estatua y en una posición bastante extraña, pues no parecía que hubiese muerto escapando o atrapada, simplemente estaba con sus alas cerradas alrededor de su cuerpo. Cuando el impactado y asombrado guardabosques, dio unos suaves golpecillos al pajarillo con una vara, tres pequeños y diminutos polluelos vivos emergieron de debajo de las alas de su madre ya muerta, quien sabiendo que sus hijos no podrían escapar del fuego, no los abandonó.
Tampoco se quedó en el nido sobre el árbol donde el humo sube y el calor se acumula , sino que los llevó quizás uno a uno, a la base del árbol. La amorosa madre, en su afán de impedir el desastre, los cobijó allí,  los había acurrucado bajo sus alas, instintivamente conociendo que el humo tóxico ascendería. Ahí dio su vida por salvar la de ellos.
Ella pudo haber volado para encontrar su seguridad, pero se negó a abandonar a sus polluelos.
Cuando las llamas llegaron y quemaron su cuerpo, ella permaneció firme. Porque había decidido morir para que aquellos que estaban bajo sus alas pudiesen vivir...
¿Pueden imaginar la escena?
El fuego rodeándolos, los polluelos asustados y la madre muy decidida, infundiéndole paz a sus hijos, como diciéndoles: "no teman, vengan bajo mis alas, nada les pasará".
Tan seguros estaban al estar ahí tocando sus plumas, aislados del fuego, que ni siquiera habían salido de ahí horas después de apagado el incendio.
Estaban totalmente confiados en la protección  de su madre, y sólo al sentir el golpeteo pensaron que debían salir.
¿Tienes a quién amar así? ¿Te ha amado alguien así?
Quien encuentra un motivo por el cual vale la pena vivir, encuentra un motivo por el cual vale la pena dar la vida.
Si tú crees que nadie te ha amado como esa madre pájaro amó a sus polluelos, creo que te equivocas, pero no conozco tu vida y no te puedo decir con certeza quién o cuándo de quienes has conocido te han querido de esa manera. Lo que sí te puedo asegurar es que Dios nos amó tanto que se dio a sí mismo para ser humillado y morir por ti.
"Pues te cubrirá con sus plumas y bajo sus alas hallarás refugio. ¡Su verdad será tu escudo y tu baluarte!"
Salmo 91.4
Ser amado de esta manera debería marcar una diferencia en tu vida.
No olvides a Aquél que te amó y murió por ti.
Tu vida debería ser diferente sólo por eso.

Ángelus. 21 - Marzo - 2017

"Ventana abierta"



Hora de rezar el Ángelus



Ángelus



Señor, sin Ti nada es fuerte ni santo, aunque queremos seguirte, nuestra debilidad es grande y nuestro olvido profundo. 
No permitas que nos apartemos de tu camino, para que gocemos siempre de la alegría que no se acaba.

Con versos de Neruda a Bécquer. Poema a la entrada de la primavera.

"Ventana abierta"

Poema a la entrada de la primavera.

Podrán cortar todas las flores
con los cuchillos afilados;
pero no podrán detener la primavera
que ofrece por ensalmo.

La puesta de sol camina
sobre la cola del faisán dorado,
barriendo hojas dispersas
el cortejo fúnebre ha pasado.

Lleva la primavera un camino
pequeño como un astro,
donde el sonido del viento
no puede ser escuchado.

La primavera es el comienzo
de los frutos más soñados,
los que regala el amor
a los que se han enamorado.

¡Cómo no amarla, Señor!
si en tus manos la has creado;
tan turbadora y fragante
como el perfume más rosado.

Saludo engrandecido
las gasas de tu velo.
gasas que envuelven tu cuerpo
como el tul evaporado.

Salud, princesa mía,
dama de mis encantos,
primavera florida
que regresas cada año.

Se sale de la cubeta el agua
cuando me lavo los pies en primavera.

Qué aroma estar descalzo,
desde el fondo del agua
las plantas me han llamado,
es primavera en tu pecho
y en tu corazón hinchado.

Un día de primavera
se escapó nuestro canario,
y en tu corazón de abril
mi alma lo ha encontrado.

Como el poeta del alma
en sus versos escribía:
"Mientras haya primavera
siempre habrá poesía".