ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

domingo, 15 de marzo de 2015

Oración de Comunión Espiritual. 15-Marzo-2015.

"Ventana abierta"


Oración de Comunión Espiritual.


Buenos días amig@s:
Hoy en este 4º Domingo de Cuaresma, pidamos al Señor en este día que nos ilumine con la claridad de su Gracia, para que nuestros pensamientos sean dignos de Él, y aprendamos a amarle de todo corazón.

Como decía el Santo Padre Juan Pablo II:
"El drama de la cultura actual, es la falta de interioridad, la ausencia de contemplación. Sin interioridad, la cultura carece de entrañas, es como un cuerpo que no ha encontrado todavía su alma".

En nuestra Comunión Espiritual de hoy, pidamos realizar la verdad, para acercarnos a la luz.
"Señor Jesús, te compadeces de nuestras enfermedades.
Has sido probado en todo menos en el pecado.

Tenemos puestos los ojos en TI. Somos tuyos. Acógenos.
 Déjanos oir tu voz, tu Palabra, para que nos se endurezcan nuestros corazones. 

Has sido fiel hasta la Cruz, para abrirnos el camino del Cielo.
Haznos sentir hoy la urgencia de ser santos.

Sabemos que no es mérito nuestro el haberte conocido, sino don de tu Gracia, que siempre nos sorprende. 

Que manifestemos a través de nuestro rostro, la alegría de pertenecerte, el deseo de anunciarte, y las ansias de vivir para siempre en la Jerusalén del Cielo.

Que la Paz que queremos, no sea sólo un deseo, sino también una aspiración y un trabajo, para que esa Paz reine en nuestro corazón y en el mundo entero.
Amén.


sábado, 7 de marzo de 2015

HERMAN@ TE QUIERO MUCHO !

"Ventana abierta"


HERMAN@ 
TE QUIERO MUCHO !

Te quiero decir muchas cosas por medio de esta carta y since­ramente te las mereces...

Ser tu herman@ vale mucho para mí, porque veo en ti la con­secución de la mejor imagen que tengo de Dios: mis queridos pa­dres.

Él, ejemplo de trabajo, de fortaleza, de perseverancia, de fe, de decisión, de amor por su familia.

Ella, ejemplo de amor, de en­trega, de caridad, de paciencia, de obediencia, de alegría, de entusiasmo por la vida, de con­fianza en la Divina Providencia, de virtud sin límite, etc.

Quiero decirte que si mañana dejo de existir te observaré des­de el cielo y le pediré permiso a Dios para cuidarte y sobre todo trataré de que no sufras.

Te quiero decir que si dejas de existir te recordaré y siem­pre te querré, y a todos les diré todo por lo que fuiste un/a gran herman@. Cuando me acuerde de ti, por las noches hablaré contigo y te pediré tu consejo e intercesión de Dios.

Quiero que sepas que te quie­ro mucho y cuán orgullos@ es­toy de ti y eso es algo muy im­portante para mí, ya que hay veces que uno cree que no es conveniente decirlo por cualquier razón, sé que debí decirte antes cuánto te aprecio, pero si por alguna razón no nos volvemos a ver te dejo esta nota para que sepas lo mucho que te quiero. Y si no alcanzaste a decírmelo tú y yo dejo de existir, no te preocu­pes, que por el simple hecho de que nació el amor por tí, en mí, sabré que me quieres.

Recuerda que nunca sabemos cuándo dejaremos de existir, por eso quiero decirte hoy que to­davía tengo vida: Herman@..!TE QUIERO MUCHO!



martes, 24 de febrero de 2015

Hermosa reflexión para los papás

"Ventana abierta"


Lo  correcto


(Hermosa reflexión para los papás)

Una tarde, un niño y su padre se encontraban pescando en un lago en las montañas y era el día previo para el comienzo de la temporada de ródalo, así que usaban gusanos de carnada para atrapar percha y pez sol.

El niño decidió practicar su lanzamiento usando un pequeño cabo plateado, al momento que el cebo cayó al agua, su vara se dobló por completo. Él y su padre reconocieron al instante que algo enorme se había pegado al anzuelo. Cuando por fin logró subir al bote el pez más grande que había visto en toda su vida, una gigantesca luna había salido sobre el lago, sólo había un problema, el pez era un ródalo.

El padre del niño le echó un vistazo a su reloj y vio que eran las 10:00 p.m., justo dos horas antes del comienzo oficial de la temporada de ródalo.

- Hijo, vas a tener que echarlo al agua – dijo el padre.

Él protestó diciendo:

- Pero nunca lograremos atrapar otro pez tan grande como éste.

Miró a su alrededor y vio que nadie más estaba en el agua para observar la situación, pero por el tono de su padre, él sabía que no era un asunto que podía discutirse. Cuidadosamente quitó el anzuelo de la boca del pez y con mucha delicadeza lo regresó al agua.

El niño estaba en lo cierto, nunca ha vuelto a pescar un ródalo tan grande, pero lo que sí recuerda es la lección que su padre le enseñó aquella noche:

LO CORRECTO HAY QUE HACERLO NO SÓLO CUANDO ALGUIEN TE ESTÉ MIRANDO.

Los ojos de Dios están en todo lugar, mirando a los buenos y a los malos. Proverbios 15,3



domingo, 15 de febrero de 2015

Oración de Comunión Espiritual. 15-Febrero-2015.

"Ventana abierta"


 El Evangelio de hoy nos relata la curación milagrosa de un leproso por parte de Jesucristo, ese "Quiero. Queda limpio", esa actitud del corazón, que la verdad que es lo más importante, ¿no? Porque obedece al amory porque desemboca en la curación, en la salvación integral del hombre que sufre.
Pues esta es la primera impronta que nos queda después de la Lectura de la Palabra del Señor que tiene los siguientes términos claves, jastas:
Enfermedad. Acercamiento. Súplica. Curación y Gratitud.

Oración de Comunión Espiritual.


También nosotros en este momento mostremos nuestro deseo de sentir la cercanía de Jesús que se acerca a nosotros, a nuestras circunstancias concretas, y nos toca, nos limpia.

"SEÑOR, SI QUIERES, PUEDES LIMPIARME.
* Tócame y limpia mi aparente apatía a Ti y a tus cosas.
* Tócame y limpia mi falta de esperanza con la que afronto mi existencia.
* Tócame y limpia mis palabras inútiles, gastadas para nada.
* Tócame y limpia mi fragilidad ante los reveses de la vida.
* Tócame y limpia mi pecado en el que a veces me acomodo.
* Tócame y limpia mi falsa caridad que tranquiliza mi conciencia.
* Tócame y limpia, y cura mi enfermedad y alivia mis dolores.
* Tócame y limpia lo que TÚ quieras, lo que impide que sea santo/a.
* Tócame Señor y sentiré que estás a mi lado, y mi vida será para mayor gloria de Dios.
* Tócame y hágase tu voluntad".
Pidamos, amig@s, que nos conceda, Dios Todopoderoso, alcanzar un día la salvación eterna, cuyas primicias nos ha entregado en los sacramentos.

 Buen día para tod@s mis seguidores, y para tod@s aquell@s que entren esporádicamente en este blog, que con tanto cariño les ofrezco.




jueves, 6 de noviembre de 2014

El Buen Pastor. Mártires del siglo XX en España. 6-Noviembre-2014.

"Ventana abierta"


Jueves 6: Noviembre-2014.
Mártires del siglo XX en España
Rafael Sanz Sanz 


Creyendo que eran más dulces
las hierbas de aquel jardín,
también quise hacerlas mías, 
y de tu aprisco me fui.
Entré en lo espeso del bosque,
del cual no acierto a salir:
¡Y hoy soy la oveja extraviada
que falta de tu redil!
Cuando oigo el dulce silbido
con que me llamas a mí,
lloro mi arrepentimiento
e intento andar hacia Ti.
Pero el bosque es tan oscuro,
y es tan difícil huir
entre riscos y entre  zarzas,
de noche y perdido al fin,
prisionero de mi orgullo
por no confiar en Ti, 
que aquí quedaré enredado
 si Tú no vienes a mí,
para subirme a tus hombros
y hacerme otra vez feliz,
¡pues soy la oveja extraviada
que falta de tu redil!


domingo, 2 de noviembre de 2014

La oración de los difuntos

"Ventana abierta"



La oración de los difuntos
 Atilano Rodríguez, obispo de Sigüenza-Guadalajara
El día 1 de noviembre la Iglesia nos invita a contemplar el testimonio de los santos, a renovar nuestra vocación a la santidad y a pedir a Dios el perdón de nuestros pecados. A partir del siglo XIV, la Iglesia de Roma invita a los cristianos a hacer memoria de todos los difuntos al día siguiente de la festividad de Todos los Santos. En la liturgia de este día, los católicos, además de meditar en la realidad de la muerte como privación de todo lo terreno y como límite de la existencia en el mundo, elevamos nuestras súplicas al Señor por el eterno descanso de aquellos seres queridos que nos han precedido con el testimonio de su fe en Jesucristo. 

Aunque la sociedad del bienestar pone todos los medios a su alcance para borrar de la conciencia de las personas la realidad de la muerte, invitando a no pensar en ella y a centrar la atención en el disfrute inmediato y en la posesión de bienes materiales, sin embargo la muerte de los seres queridos siempre nos devuelve a la cruda realidad y nos invita a preguntarnos por el sentido de la existencia en este mundo y por el más allá de la muerte.

Ante la falta de respuestas convincentes para estos interrogantes, los no creyentes se desesperan o toman la decisión de no hacerse preguntas, pues tienen que asumir que todas sus realizaciones y proyectos terminan debajo de una lápida en el cementerio. Al no creer y confiar en alguien que pueda ofrecer vida más allá de la muerte, la existencia humana se convierte en el mayor fracaso y sinsentido. Cuando el hombre piensa que, alejándose de Dios, se encuentra a sí mismo, es más libre y llega a su plena realización, descubre que su existencia termina en el mayor fracaso.

Los cristianos, por el contrario, apoyamos nuestra vida y nuestra esperanza en Jesucristo muerto y resucitado por la salvación de los hombres. En virtud de la encarnación, muerte y resurrección de Jesucristo, Dios se hace cercano a cada ser humano, comparte su misma existencia y le regala la posibilidad de participar de su salvación. Por medio de Cristo, el mismo Dios habita en nuestros corazones y nos ofrece la luz que tiene el poder de iluminar el presente y el final de la existencia.

Injertados en Cristo en virtud del sacramento del bautismo, todos los bautizados estamos convocados a vivir en Él, descubriendo su voluntad, dejándonos guiar por su Palabra y alimentándonos de su misma vida en los sacramentos. De este modo, además de permanecer en Cristo a lo largo de nuestra peregrinación por este mundo, podemos esperar confiadamente la muerte y el encuentro definitivo con Él por toda la eternidad.

Esto no quiere decir que los cristianos no experimentemos dolor y sufrimiento ante la pérdida de nuestros seres queridos o que tengamos claridad total ante la realidad de la muerte. La fe en Jesucristo resucitado y la experiencia de su amor hacia cada ser humano durante la vida terrena nos permiten esperar con paz y esperanza el momento de la muerte, porque también en ese instante el Señor está presente para cumplir sus promesas y librarnos del poder de la muerte: “Quien cree en mí, aunque haya muerto, vivirá y todo el que vive y cree en mí, no morirá para siempre”.

 Que el Señor renueve nuestra fe en su resurrección y nos ayude a vivir como resucitados ya en esta vida.

Con mi sincero afecto, feliz día del Señor.

Atilano Rodríguez, obispo de Sigüenza-Guadalajara