ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

sábado, 19 de marzo de 2011



DIA DEL PADRE

PADRE.bmp


Mañana 19 de  marzo se festeja el Día del Padre. Este es nuestro sencillo homenaje a todos ellos, los que están físicamente y los que están en nuestro corazón, por habernos enseñado a ser gente de bien, buenas personas y sobre todo honestas.

FABRICANDO UN PADRE

En el taller más extraño y sublime conocido, se reunieron los grandes arquitectos, los afamados carpinteros y los mejores obreros celestiales que debían fabricar al padre perfecto:
- "Debe ser fuerte", comentó uno.
- "También, debe ser dulce", comentó otro experto.
- "Debe tener firmeza y mansedumbre: tiene que saber dar buenos consejos".
- "Debe ser justo en momentos decisivos; alegre y comprensivo en los momentos tiernos".
- "¿Cómo es posible -interrogó un obrero.- poner tal cantidad de cosas en un solo cuerpo?."
- "Es fácil", contestó el ingeniero. "Sólo tenemos que crear un hombre con la fuerza del hierro y que tenga corazón de caramelo".
Todos rieron ante la ocurrencia y se escuchó una voz (era el Maestro, dueño del taller del cielo):
- "Veo que al fin comienzan" -comentó sonriendo- "No es fácil la tarea, es cierto, pero no es imposible si ponen interés y amor en ello". Y tomando en sus manos un puñado de tierra, comenzó a darle forma.
- "¿Tierra? -preguntó sorprendido uno de los arquitectos- ¡Pensé que lo fabricaríamos de mármol, o marfil o piedras preciosas!.
- "Este material es necesario para que sea humilde -le contestó el Maestro- Y extendiendo su mano sacó oro de las estrellas y lo añadió a la masa.
- "Esto es para que en las pruebas brille y se mantenga firme".
Agregó a todo aquello, amor, sabiduría. Le dio forma, le sopló de su aliento y cobró vida, pero... faltaba algo, pues en su pecho le quedaba un hueco.
- "¿Y qué pondrás ahí?" -preguntó uno de los obreros-.
Y abriendo su propio pecho, y ante los ojos asombrados de aquellos arquitectos, sacó su corazón, y le arrancó un pedazo, y lo puso en el centro de aquel hueco. Dos lágrimas salieron de sus ojos mientras volvía a su lugar su corazón ensangrentado.
- ¿Por qué has hecho tal cosa?" -le interrogó un ángel obrero y aún sangrando, le contestó el Maestro:
- "Esto hará que me busque en momentos de angustia, que sea justo y recto, que perdone y corrija con paciencia, y sobre todo, que esté dispuesto aún al sacrificio por los suyos y que dirija a sus hijos con su ejemplo, por que al final de su largo trabajo, cuando haya terminado su tarea de padre allá en la tierra, regresará hasta mí. Y satisfecho por su buena labor, yo le daré un lugar aquí en mi reino.

¿QUÉ ES UN PAPÁ?

Un papá , lo que se llama papá, es un superhombre. Porque puede responder con prontitud una pregunta sobre biología, seguida de una de matemáticas y rematada con una sobre el sexo. Porque es capaz de arreglar la plancha y de curar un rasguño. Porque al minuto de haber regañado con severidad, sonríe y guiña el ojo con ternura. Es un superhéroe que se disfraza de superman y se desvela esperando que el hijo regrese de la fiesta.
Un papá es una combinación extraña de razón y sentimientos. Es el que sabe decir no cuando es lo justo y que sabe decir sí cuando es lo conveniente. Un papá zapatea duro cuando cumple con su deber y anda de puntillas en la noche cobijando cuerpecitos fríos. Es el único de la casa que persigue un ratón hasta atraparlo así se muera de asco por dentro. Un papá es un higo que parece duro por fuera y que es puro dulce en su interior. Un papá es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida.
A los papás se les dedica un día. Pero ellos dan todos los días a los suyos. Son generosos por naturaleza, por voluntad y por amor. Además, un papá nunca muere, simplemente se esfuma para continuar mandando con su recuerdo, con sus enseñanzas. Los papás tienen la billetera llena de fotos, de tarjetas, de teléfonos, de citas, de compromisos, menos de dinero.
Un papá desempeña una labor muy importante en cada hogar: Es el soporte principal de la esposa, la guía para sus hijos, enseñándoles respeto, responsabilidades y valores. Es ejemplo de disciplina, organización y fortaleza. Es quien con su arduo trabajo diario suple las necesidades de la familia protegiéndolos y cuidándolos para que nada falte en sus vidas. Es aquel para quien su mejor recompensa es llegar a casa y recibir los abrazos y palabras de amor de sus seres queridos olvidando así su cansancio. Es un padre siempre listos a dar su mejor consejo lleno de amor para que sus hijos no cometan errores, aunque estén en edad adulta.
Hay padres, que no siendo los padres de sangre, han dado lo mejor de ellos; su tiempo, dedicación, amor, entrega y que siempre hacen lo que sea necesario, para que aquellas criaturas no sientan la falta de sus verdaderos padres.
Hay padres que ya partieron con el Señor, dejándonos su legado de virtudes, grandes enseñanzas, amor y valores incalculables.
¡¡¡GRACIAS A DIOS POR TODOS LOS PADRES DEL MUNDO!!!


No hay comentarios: