ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

domingo, 13 de marzo de 2011

Cuaresma.


¡Hola, amig@s!

Poco a poco nos vamos acercando a los días de la Semana Santa.
Serán como todos los años, días cargados de vida y de perdón. Vida que entrega todo un Dios por los demás; y Vida que rescata para sí mismo para volverla a dar.

No importa que podamos decir nosotros:
"Hemos sufrido como todos y hemos amado".
Y cuando nos pregunten:
¿Mucho?
Responderemos:
"Lo suficiente para ser perdonados".
No perdamos de vista ese horizonte que ya está cercano.

No se puede lograr que retorne el agua que pasó.
Sí podemos saciar nuestra sed y la de quienes se acerquen a nosotros, con el agua apresada en el cuenco de las manos que se nos escapa.
Sí podemos, mientras se consume el presente fugaz, compartir la vida que contiene el amor y la realidad que conlleva.

Algunos, para justificar su indolencia, su pereza, repiten que todo está en las manos de Dios.
Sí, todo está en sus manos, pero la verdadera fe en la Voluntad Divina es activa y positiva.
Él nos ha dado la capacidad de resolver los problemas diarios.
La aceptación de la Voluntad Divina no es un necio conformismo pasivo, sino la aceptación consciente, positiva y activa.

Cómo nacerán en nosotros tantas buenas cosas, si no es removiendo desde lo más profundo nuestra tierra, hundiendo hasta el fondo la reja del arado en nuestro corazón, y así encontraremos:
Sinceridad, sencillez, verdad que hace fértil la tierra y la prepara para dar cobijo, pan y agua a quien se acerque a nosotros.

El tiempo huye, mas si durante su fluir hemos sembrado vida en los surcos del corazón, recogeremos el fruto a su debido tiempo.

No todos los hombres son tratados de la misma manera. En el mundo se deduce la importancia del ser humano generalmente según el valor de su cuenta, su posición, sus millones o su rendimiento.
- Un pobre, económicamente, carece de importancia.
- Un enfermo, que ya no puede trabajar, nada valen para este mundo.

 Solemos decir frases como estas:
¡Es imposible! ¡No puede ser!  ¡No vale la pena! ¡No tengo tiempo! ¡Lo siento!...

¡No te escondas cuando te necesiten!
Jesús jamás se escondió ni se esconde de nosotros; sufrió vejaciones, y dio hasta su propia vida por nosotros, por amor. 

El sol no hace distinciones, y para Él todos somos iguales.
Donde brille el sol, ese sol del corazón, del perdón y del amor, todo ser humano merece la pena.

¡Es hora de despertar! -como Jesús diría a sus discípulos-.
¡Levántate y camina!
Tropezarás, caerás, reirás y tal vez tendrás que llorar.
La vida es un camino por andar, no es un camino de rosas como no lo fue para mí.
La vida es un tren que no puede esperar, tú ya has cogido el tuyo, no lo debes dejar.
¡agárrate!, que esto marcha y el camino no es tan fácil, pues hay curvas, subidas y dificultades.
¡Sí, ya es hora de despertar!
¡Levántate y camina, amigo!
Luchemos por la justicia, por la paz, por el amor fraterno, por el servicio al hermano.
¡Ojalá nunca nadie nos sea indiferente!

Me dijeron un día:
"Llora si has de llorar, a solas o acompañando el dolor de los demás.
Piensa que llorar no es el fin, sólo es un camino más".

Es cierto, muchas veces el ojo no acierta a ver bien la vida más que a través de las lágrimas.

Sabemos también que al final, Dios nos ha de llevar donde no habrá llanto, ni pena ni tristeza.

Adios, amig@s, hasta otro momento en el que, si ustedes lo desean, nos volveremos a encontrar  en nuestra "Ventana abierta" D.M.



No hay comentarios: