ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

domingo, 17 de abril de 2011

En el Silencio de una cruz

Escrito en Poesía



En el silencio de una cruz, de la que parece que no te quieres bajar,
en el silencio de esa tu cruz, te quiero yo acompañar. 
Si mi cruz está junto a la tuya quizás
así  pueda continuar, confiada, serena, en paz. 
Si tu cruz está junto a la mía, tal vez,
yo también te pueda ver, y amarte, en silencio, tal vez. 
De tu cruz brotará la vida, cuando pase el dolor,
cuando beses mis heridas,
por eso, en tu cruz, te quiero yo acompañar. 
Extiende tus brazos,
regálame tu paz, tu mirada limpia, tu entrega total,
para  que yo también en la cruz, pueda amar hasta el final,
si, aunque duela me quiero yo entregar. 
Esa cruz, que amas en silencio y de la que parece que no te quieres bajar,
esa cruz mi Señor,
esa cruz silenciosa, la quiero yo abrazar.

Vivir  la experiencia de la cruz nunca es fácil, amar en silencio la cruz, es aún más difícil, pensar en una cruz redentora y vivificadora, casi una utopía, morir para dar la vida, una locura, amar hasta que duela, una pasión.
Estas letras, de las que hice una pequeña canción, nacieron mirando un crucificado, y mirándome al lado del mismo, son palabras torpes, incoherentes en muchas ocasiones, pero son hilos de un tejido, el tapiz de mi alma, aún por estrenar, aún por descubrir;  sólo pretendo desahogar mis afanes, expresar un poco de lo que llevo dentro, en lo profundo del corazón.
Hoy, sábado Santo, es un buen momento para pararse y contemplar, aunque se te rasgue un poco el alma, cuál es la cruz,  de qué modo contemplo y acompaño la cruz de nuestro Dios.
“De tu cruz brotará la vida”



No hay comentarios: