ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

martes, 3 de mayo de 2011

El blog de Damián para niños

Los últimos serán los primeros


ultimosprimeros

Jesús tiene una original manera de afrontar las matemáticas. Le hemos escuchado lo de perdonar hasta setenta veces siete. Y en el evangelio de este Domingo, nos dice que hay últimos que serán primeros y primeros que serán últimos. Una revolución, un cambio radical en la manera de pensar y de actuar.
Creo que los últimos que serán primeros son sus preferidos, con los que Él se rodeó y por los que tuvo una especial predilección. El Evangelio nos indica que en ellos podemos encontrar el rostro de Cristo.
Nosotros estamos invitados a quedarnos los últimos, a aprovechar nuestras energías en no ocupar primeros planos llamativos, sino en servir a fondo perdido. En ese servicio nos encontraremos con el Señor. Será un camino estrecho y complicado, pero seguro. El mundo concede tesoros que se apolillan. Jesús, sin embargo, nos regala el tesoro de su Corazón. ¡Casi nada!




No hay comentarios: