ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

miércoles, 11 de mayo de 2011


Extraído de la red.

Pues sí, así como suena de mal, ocurre.
Son actitudes, palabras, gestos,… cotidianos, a los que no les damos importancia; pero que día tras día, a base de repetirlos, se quedan grabados y lo que es peor, los hijos los aprenden y los repetirán en un futuro.
Algunos que se me ocurren:
- El verbo ayudar es muy bonito, pero…hay excepciones. Ayudar supone el colaborar con otra persona en algo suyo que está haciendo o va a hacer. “Te ayudo a poner la mesa”, “te ayudo a hacer la compra”, etc, etc. Que lo usen ellos, mal; pero que lo usemos nosotras… (“¿Me ayudas a …?). Es asumir que todas esas tareas son nuestras, no del hombre.
Algo similar ocurre cuando anteponemos al verbo el pronombre “me”: “¿Me vas a la tienda?, ¿me haces la cama?, ¿me lavas los platos, me recoges…”.
- Aún en la actualidad hay mujeres que, teniendo hijas e hijos, encargan ciertas tareas del hogar a las hijas sólamente. No sólo están enseñando que son propias de las mujeres, sino que están privando a sus hijos varones de la posibilidad de valerse por sí mismos. No vale que ellas las hagan mejor: será pura casualidad. Ellos pueden hacerlas igual de bien o mejor.
- Contar chistes machistas me parece de bastante mal gusto y no me hacen ninguna gracia. No riamos esos chistes y menos los contemos nosotras.
- Lo mismo ocurre con ciertas bromas del mismo tipo en familia o reuniones con amigos.
- Mucho menos permitamos chistes o bromas con la Violencia de Género.
- Expresiones de infravaloración a la mujer, como “¡Mujer tenía que ser! (caso típico: una mujer al volante) debemos mostrar nuestra desaprobación.
¿Se os ocurren más?. Seguro que las hay. Os animo a que las digáis.
No se trata de entablar una batalla constante, sino de la reeducación de todos, hombres y mujeres, y de la educación de nuestros hijos, corrigiéndonos nosotras mismas y corrigiendo a los demás, para lo cual no es necesario –salvo excepciones, claro está- ni siquiera ponerse muy serias: basta decirlo de forma suave, incluso con una sonrisa; una mirada, o un gesto. Hay que elegir el momento apropiado.



No hay comentarios: