ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

viernes, 24 de diciembre de 2010



El espíritu de la Navidad

navidad

En la mayoría de las cartas que escriben los niños a Santa,
 enumeran los regalos que cada uno quiere recibir en esas fechas.
En cambio muy pocas o casi ninguna recuerda el verdadero espíritu de la Navidad.
El Nacimiento del Niño Dios para redimir al mundo,
y la obra de San Nicolás de ayudar a los niños pobres,
fueron el origen de los obsequios que se reciben en la Nochebuena.
¿Cuál es el verdadero significado de esos regalos?
¿Hemos ayudado al prójimo?
¿Hemos donado algo nuestro, realizado un pequeño sacrificio
para dar una alegría a los que menos tienen?
¿Nos hemos puesto a reflexionar que en medio de tantos problemas de la vida actual,
siempre hay muchos que tienen muy poco, mucho menos que nosotros?
¿Hemos recordado a los niños que yacen enfermos en hospitales
y que quizás nunca tuvieron un juguete o una golosina navideña?
Aún estamos a tiempo de ayudar a los demás, pues en cualquier fecha podemos revivir
el espíritu de la navidad, el sentido de solidaridad hacia los demás.
Abramos nuestro corazón a quien necesita nuestra ayuda; y no esperemos a que nos la pida para ofrecerla.
Hagamos un sacrificio para compartir con otros nuestras cosas. y notaremos que,
aunque no nos traigan el regalo anhelado en Navidad, nos sentiremos satisfech@s,
con el corazón repleto de gozo, por haber realizado una obra de bien.
Jesús repartió los panes.
Repartamos nosotros lo que podamos compartir.



No hay comentarios: