ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

sábado, 2 de julio de 2011

Carta.

"Ventana abierta"


"CARTA DE UN HIJO A LOS PADRES"


Hola papá: hoy quiero además de saludarte pedirte lo siguiente, pues es más que necesario para mi bien personal y el de nuestra familia.

No me des todo lo que te pido. A veces sólo pido para ver cuánto puedo coger. No me grites. Te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a gritar a mí también y no quiero hacerlo.

No me des siempre órdenes. Si en vez de órdenes a veces pidieras las cosas, yo las haría más rápido y con más gusto. Cumple las promesas, buenas o malas. Si me prometes un premio, dámelo; pero también si es un castigo.

No me compares con nadie, especialmente con mis hermanos. Si tú me haces lucir mejor que los demás, alguien va a sufrir; y si me haces lucir peor que los demás, seré yo quien sufra.

Trátame con la misma amabilidad y cortesía con que tratas a tus amigos: que seamos familia quiere decir que también podemos ser amigos y que no tienes derecho a tratarme bruscamente.

No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debes hacer… decide y mantén esa decisión. Déjame valerme por mí mismo. Sí tú, haces todo por mí, yo nunca podré aprender.

Cuando hago algo malo no me exijas que te diga el porqué lo hice. A veces ni yo mismo lo sé. No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que las diga por ti, aunque sea para sacarte de un aprieto. Me haces sentir mal y perder la fe en lo que me dices.


No hay comentarios: