ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

domingo, 31 de julio de 2011

Dadles vosotros de comer. 31 - Julio - 2011.

"Ventana abierta"



Comentario al Evangelio.

José Luis Sacristán
31 - Julio - 2011.
"Dadles vosotros de comer"


Al oir esta Palabra, no tenemos que quedarnos simplemente en un mero gesto humano, sino que va mucho más allá.
Dar de comer al hambriento es dar a Dios aquellos que van en busca de llenar su vacío espiritual y humano.
Dar de comer al hambriento es no cerrarse al que busca algo, el que quiere conocer más profundamente los misterios de la fe y de la vida.
Dar de comer al hambriento es no cerrar las puertas del corazón a nadie, no quejarse de vicio, es luchar en bien de la viña del Señor, de tal manera que intentemos ser fermento en la masa, ser generoso con los otros, multitud de ideas que no siempre ponemos en práctica, porque la Palabra de Dios da vida, fortalece e instruye.
Un cierto día reparé en un eslogan que ponía en grandes letras en una Parroquia y decía:
"No digas nunca lo que hay que hacer, hazlo!.
Por eso cuando echamos balones fuera, quejándonos a nosotros, incluso al propio  Dios, de las tristes situaciones espirituales y humanas que vemos a nuestro lado, es Cristo el que sale a nuestro encuentro para decirnos:
"Dales tú también de comer".




No hay comentarios: