ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

miércoles, 6 de julio de 2011

Que bendición que formemos

El Cuerpo de Cristo.‏


Romanos 12:5

Así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.

El cuerpo de Cristo está conformado por el conjunto de creyentes en todo el mundo, sin distingo de raza, sexo, posición económica, cultura y nacionalidad. Debe haber diversidad de miembros en el cuerpo. Cada miembro tiene su forma, lugar y uso.
Los miembros de Cristo tienen diferentes poderes y distintas posiciones, que se deben hacer sin pelear, ni quejarse y sin murmurar. Siempre buscando la unidad con amor, procurando el bienestar del otro miembro, ayudando y recibiendo ayuda en el momento adecuado. Como nuestro cuerpo pertenece a Cristo, no debemos violar sus normas en nuestro diario vivir.

1Corintios 12:12

Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.

La iglesia ha sido llamada a construir, edificar y formar el Cuerpo de Cristo, desafortunadamente hay quienes dicen estar en el cuerpo y no lo están. Nosotros estamos llamados a orar por ellos, porque el mismo Señor Jesucristo los juzgará.

Mateo 7:21-23

No todo el que me dice:
Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor,
¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

En Mateo 25:35-42 el Señor invita a su cuerpo a retomar o a continuar con esta funcion, que sus miembros deben desarrollar. Es por eso que su cuerpo, no tiene excusa para desentenderse de los que tienen grandes necesidades. No podemos delegar esta responsabilidad solo al gobierno. Jesús demanda nuestra participación personal en atender las necesidades de los demás.

Dios desea que su Cuerpo tenga una unidad en su movimiento, en el desempeño de sus funciones, en el alimento que recibe, en el buen uso de sus miembros. Porque lo que sea extraño y no sea de bendicion, se encargará de sacarlo.

Apocalipsis 3:16
 
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

No hay comentarios: