ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

viernes, 8 de julio de 2011

A mi hijo ya crecido

"Ventana abierta"


 A mi hijo ya crecido

 
Mis manos estaban ocupadas durante el día;
no tuve bastante tiempo para jugar
 los pequeños juegos que me pediste...
 

Lavaba tu ropa, cosía y cocinaba;
 

y cuando me traías algunos libros de dibujos
y me pedías que por favor los compartiera contigo,
yo te decía:
"Un poco más tarde, hijo".

Por la noche te metía en la cama todo arropadito,
oía tus oraciones, apagaba la luz,
luego de puntillas caminaba con suavidad hasta la puerta...
 
 
  La vida es corta.
Los años pasan de prisa...
Un niño pequeño crece muy rápido.
 
 


Hoy ya no se encuentra a mi lado
con sus preciosos secretos para confiármelos.
Mis manos, ocupadas una vez,
ahora están quietas y vacías.

Los días son largos y difíciles de llenar,
yo quisiera poder regresar
y hacer, las pequeñas cosas
que me pediste que hiciera el día de ayer.
 
 
Los libros de dibujos ya están guardados;
Ya no hay juegos que jugar.
No más besos de buenas noches
ni oraciones que escuchar.
 

No tuve bastante tiempo para ti.
Todo eso es parte del ayer.

Me hubiera gustado permanecer
un minuto más junto a ti.
 
Hoy doy gracias al Cielo,
porque eres un hombre de provecho
y me visitas y te acuerdas de mí.
 

Autor desconocido.



No hay comentarios: