ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

viernes, 7 de enero de 2011


"Porque así amó Dios al mundo: hasta dar su Hijo unigénito, para que todo el que cree en Él no se pierda, sino que tenga Vida eterna"
(Jn 3, 16)

viernes 7 de enero de 2011


La llegada de los Reyes

Ayer fue un día genial. Sí, genial para mí y para el mundo entero. Y no lo digo por los regalos, que aunque es algo estupendo no nos pueden desviar la atención de los verdaderamente importante.

Ayer se celebró la Epifanía del Señor, es decir, su manifestación al mundo entero, a todos los pueblos y naciones. Hace más de dos mil años, unos sabios de diferentes rincones de todo el planeta fueron a postrarse delante de Jesús recién nacido. Es impresionante la actitud de estos hombres, que siendo sabios y ricos se quedaron maravillados al ver al mismo Dios hecho hombre y envuelto en pañales en un asqueroso pesebre.

Cuanta gente hay hoy por el mundo con tanto dinero, con tantos estudios, con estupendos puestos de trabajos que no se sorprenden al ver un niño pobre al que van a adorarle unos cuantos pastores. Se puede decir que casi les escandaliza ver esto porque no pueden entender que Dios Todopoderoso se humille y adopte la condición de ser humano.

Yo le pido al Señor que nunca me pase esto, que nunca me acostumbre a Él. No quiero dejar de sorprenderme cada vez que lo veo en el Sagrario, cada vez que lo comulgo o cada vez que escucho su Palabra. Que como los Magos de Oriente puede quedarme boquiabierta ante Ti y adorarte siempre.

No hay comentarios: