ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

domingo, 23 de enero de 2011

Extiende tus manos al mundo.



¡Hola, queridos niños!

Como ya estamos inmersos en la "Jornada Mundial de la Infancia Misionera", quería comentaros lo que decía un niño perteneciente a un grupo misionero:

"Yo quisiera tener el mundo en mis manos para pintarlo de otro color y llenarlo de paz y de alegría.

¡Qué difícil! -decía- tal vez si juntamos muchas manos, aunque sean pequeñas, y aportamos nuestro granito de arena podamos lograr que nuestro mundo sea mejor, más justo, solidario y pacífico:
Un gesto, un abrazo, un apretón, tal vez una oración..., por ahí podríamos empezar.

Los chicos de los grupos misioneros sabemos mucho de eso porque lo hacemos todos los días, pero hay que contagiar a los demás.

Si no tienes cuidado -continuaba diciendo- metes el jersey de lana de un gigante en agua caliente y se convierte en el jersey de un enano.
Nunca he sabido por qué ocurre así, pero sucede.

Pues creo yo que hay personas a las que les spasa como a los jerseys, encogen por día.
Pudieron hacerse grandes hombres o grandes mujeres, pero comenzaron a preocuparse solamente de ellos y de sus cosas y se fueron achicando. Hoy son unos enanos. Se nota en seguida:
- El egoísta no presta sus libros o sus bolis.
 - No le interesa rezar por los demás.
- Ignora que en el mundo hay hambre.
- No comparte ni un mordizco de su bocata de media mañana.
- Juega en solitario con su ordenador.
- Parece que se le olvidó sonreir, ya no cuenta chistes.
- Cree que todos los compañeros son un desastre, y no comparte juegos con la gente en los recreos.

A este chaval hay que hacerle una pintada en la puerta de su casa con el lema:
"Extiende tus manos al mundo".
Hay que decirle:
¡Que no te enteras, tío!
Que estás encogiendo como los jerseys.
¡Ah! y cuando un jersey encoge, ya le puedes dar plancha, que no hay manera.

Para mí, extender las manos al mundo quiere decir, que no pienso cerrar el puño nunca para golpear -por mucho que vea que lo hacen en televisión-.

Quiere decir, que voy a intentar que me resulte fácil dar la mano a cualquier compañero, aunque me haga faenas.

Quiere decir, que desde hoy pensaré muchas veces que todos los niños del mundo son como de mi familia.

Quiere decir, que tendré que ir pensando que los misioneros que están hoy en todas partes no son eternos. Algún día habrá que sustituirles, ¿no?

Si los mayores fabrican armas, yo me voy a dedicar a fabricar amigos y voy a empezar mañana mismo en el "cole".
Un día necesitaré buscarles también fuera de aquí, y puede que ese día me vaya por el mundo. Entonces podré, además, hablarles de Jesús, que es lo mejor que tengo".

Me gusta el lema:
"Extiende tus manos al mundo".
Sería estupendo una foto gigante de todos los niños del mundo con las manos juntas y queriéndose.


No hay comentarios: