ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

lunes, 12 de septiembre de 2011

El ahorro en la familia.

"Ventana abierta"


"El ahorro en la familia"


Es erróneo pensar que los que tienen que estar preocupados por los gastos del hogar son las personas que pagan las facturas. Toda la familia debe estar comprometida a la hora de generar un ingreso extra y eso es lo que debemos inculcar a ellos.
Un incentivo es muy importante cuando los menores de la casa hagan algo por ahorrarnos un euro: cuando apaguen una bombilla encendida innecesariamente, no echando papel higiénico al inodoro, cierren bien los grifos del lavabo, apaguen el reproductor que nadie está escuchando y etc. Un dulce, un pequeño paseo o premio en metálico (50 céntimos o algo así), servirán para que los “peques” de nuestro hogar colaboren con reducir los gastos cotidianos. Lo anterior creará una conciencia de ahorro que seguramente practicarán cuando estén en su edad adulta y con su familia propia en un futuro.

Es recomendable hacer una reunión semanal alrededor de una fogata, comida o algo de interés divertido para hacer un balance de los logros o retrasos en nuestro lema ahorrativo. La participación de las personas que incluyen nuestro núcleo familiar será la ficha más importante para nuestro próximo éxito en las finanzas hogareñas.

Frases como: "si ahorramos éste mes lo suficiente iremos de vacaciones a la playa" o "ahorremos lo suficiente para comprarnos una consola de videojuegos" alentará a que todos se sientan identificados con un plan de acción que será divertido y además tendrá un premio: Es 100% necesario que toda promesa se cumpla si se ha llegado al logro planteado. En caso contrario, si se incumple un premio o incentivo, las personas que están involucradas en el proceso perderán interés y nuestra credibilidad, por consiguiente, estaremos gastando inconscientemente sin generar dinero ni ahorro.

Una familia unida siempre ahorra en los momentos difíciles, por es bueno considerar la idea de tener que hablar claro y conciso: Cuando la crisis está en su furor, hay que comentarlo con todos, para que la ayuda sea óptima. Si hay abundancia, hay que fijar metas para mejorar.
Sigamos los siguientes consejos para perfeccionar nuestra "alianza":
 * Premiar todo progreso que se haga en pro del ahorro.
 * Criticar constructivamente cada mala manera de actuar frente al ahorro. Eso sí, de forma pedagógica.
*Involucrar a toda la familia en un plan de ahorro efectivo. Claro está que no hay que ser exigentes en un principio.
* Llevar las cuentas de los progresos y fracasos.
 * Optimizar las leyes familiares en el ámbito de ahorro de energía, agua y teléfono.
* Pedir un balance individual de progresos a cada miembro de la familia.
* Regular y vigilar las actividades que están realizando los miembros de la familia para ahorrar.
* Nunca estar de acuerdo con ahorros que involucren el sano desarrollo físico y mental, como por ejemplo: no comer bien, no ver televisión por no encenderlo, estudiar con la luz apagada, no bañarse, entre otras.
Estos consejos harán que nuestra familia se sienta unida no solo en el ámbito ahorrativo sino en el ámbito social y existirá armonía hogareña.



No hay comentarios: