ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

martes, 10 de julio de 2012

Natividad de María.Tercer Milenio de la mano de María.

"Ventana abierta"


Natividad de María

Padre Santiago Martín   
artículo del Tercer Milenio de la Mano de María. 1.999. 


Hola amigos: En el artículo anterior les invitaba a ustedes a que acudieran a la Inmaculada y que le pidieran cosas - nos recuerda el Padre Santiago Martín- pero que sobre todo le pidieran su ayuda para luchar contra el pecado. Ahora quisiera dar un paso más en esta imitación de María, en esta contemplación de María de cara a este Tercer Milenio en el que ya estamos inmersos, y vamos a verla ya como recién nacida.  Quisiera meditar con ustedes sobre la Natividad de María. Es una fiesta el 8 de Septiembre tan popular en tantos pueblos de España, que de hecho muchas Patronas locales aprovechan para celebrar en este día su fiesta. La fiesta de la Natividad de María ha tenido en España especialmente siempre, una gran raigambre, han sido muchos los pintores, por ejemplo Murillo, pero muchos otros también que han hecho composiciones bellísimas dedicadas a este acontecimiento; y también los poetas, por ejemplo esta poesía de Salvador Rueda, que me gusta especialmente:
"Todas las primaveras se juntaron para hacer el rocío de su lloro, y dieron a su voz timbre sonoro las arpas de los cielos que cantaron.
Su tez de oscura rosa aclamaron todos los mares en inmenso coro, y en dos huecos de cálices de oro sus dos senos de luz se modelaron.
Para encender sus ojos brotó el día, hebras dio el sol para tramar su cuna, y su pelo tejió noche sombría.
Se alzó su imagen cual ninguna, y creando el alma la poesía surgió la sombra de su Ser, la luna". 
Y es que cuando uno/a, quiere a alguien, se alegra tanto de que exista...  Por eso la fiesta de la Natividad de María es un regalo para nosotros, aparte de ser el día del cumpleaños de Ella. ¡Es un regalo de Dios que exista la Virgen! ¿Qué sería del cristianismo sin Ella? ¡Qué pérdida la de aquellos que no la conocen, que no la aman. No saben realmente lo que se pierden! Pero dicho esto, tenemos que decir algo más, y es que como a cualquiera, el día de su cumpleaños es un buen día para decirle "Cumpleaños feliz" y para darle un regalo. Por eso, les invito a ustedes a que mediten sobre este acontecimiento y a que le digan a la Virgen: ¿Qué quieres que te regale? Miren, la Virgen María está contenta si le llevan flores, por supuesto, y si encienden una vela ante alguna de sus imágenes; pero la Virgen María, como cualquier madre, está contenta cuando se hace algo por cualquiera de sus hijos. Hagamos cada uno/a, un regalo a la Virgen, un regalo por lo menos cada día, digamos a la Virgen: ¿Qué quieres que te regale? Verán como la Virgen les habla a cada uno de ustedes, y cada día les pide una cosa. Ahora bien, también Ella es enormemente generosa; por cada regalo que pongamos ante Ella, nos hará más de uno de su parte, nunca se deja ganar en generosidad.  Por tanto hagamos este juego con Ella: María, ¿qué quieres que te regale? Por ejemplo, un día nos pedirá: Perdona a esa persona que te ha ofendido, realmente es una persona mala, te hizo daño, pero perdónala; ya está bien de tener tanto tiempo acumulando el rencor, reza por esa persona que te ha hecho daño, para que Dios la perdone también. Ese puede ser un buen regalo a la Virgen, ¿verdad? Otro regalo puede ser una limosna.  A lo mejor un donativo ante un acontecimiento en el extranjero o en nuestro país que ha causado sufrimiento a tanta gente: un terremoto, una riada...  Una limosna ante alguien conocido, alguien que a lo mejor es de tu propia familia y lo pasa mal.
 O un poquito de tiempo. 
Hacemos el regalo a la Virgen María de ir a estar un rato con una persona que es anciana y que quizá su propia familia no le atiende bien por múltiples circunstancias.
 En Triana está la Señá Santa Ana, la Virgen y el Niño.
En Jerusalén se encuentra la Basílica de Santa Ana, que es el sitio según la tradición, nació la Virgen María. Pero en nuestra Parroquia ante la Virgen de los Dolores, o ante el Inmaculado Corazón de María, o ante Nuestra Señora de Esperanza y Caridad en nuestro barrio de Torreblanca, que nos coge más cerca, o en cualquier sitio, en el interior de nuestra propia habitación, en nuestra casa, podemos decirle: ¿Qué quieres que te regale, Madre? Y veremos cómo cada día Ella nos pedirá una cosa.  Y cada día Ella, sumamente generosa, nos dará también a nosotros algo. ¡Que Nuestra Señora la Virgen María nos bendiga a todos!
Hasta el próximo artículo D.M. amigos, que será ya el 4º.

Vuestra hermana en el Señor: Angelita.

No hay comentarios: