ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

viernes, 20 de enero de 2012

Condolencias.

"Ventana abierta"
 

Muy queridos amigos Luisa, hijos/as, nietos, y familia:

Después de meditarlo mucho he decidido escribirle, al no poder de momento desplazarme para hacerlo personalmente por los motivos de salud que usted conoce. Y ahora es tan reciente la pérdida de Manuel que seguramente también recibirá infinitas llamadas telefónicas de tantas personas que usted conoce y que le quieren, y quizás no se encuentre en las mejores condiciones de ánimo como para poderlas atender todas.

En estos días ya pasados de Navidad, donde hablé con Antonia y le dije que les felicitara en nuestro nombre, ya me comunicó que Manuel se había caído y que andaba regular.
La verdad es que me preocupé, pero no quise llamarle por teléfono para que no se pusiese usted más nerviosa hablándome de su salud y cómo se encontraba.
Sin embargo les tuve presentes en mi oración diaria.

Sé que no está sola, que tiene a su familia, pero quiero que sepa que sigue contando con nuestra amistad y cariño.
¡Cuídese mucho, tenga ánimo y adelante, Manuel querrá verles a usted y los suyos, bien y felices!
Él les ha necesitado mucho, tanto como yo necesito a los míos, viéndome con mucha frecuencia imposibilitada, llegando a ser dependiente en todos los sentidos. Sin embargo no puedo sentirme triste tengo a mi madre que con 88 años, gracias a Dios, aún me vive, mi familia, y sobre todo tengo a Manolo y nuestras hijas que son mis pies y mis manos ayudándome en todas mis necesidades. Yo me miro a mí misma y veo que tengo cantidad de limitaciones, que da pena verme en cierto sentido, sin embargo soy una permanente oportunidad de que otros amen y sean grandiosos ante Dios.
Manuel, sabía que aún podía amar mucho, que amar lo pueden hacer todas las personas, independientemente de su estado físico, con tal de tener corazón, un corazón tan grande como el que él tenía, y gente a su alrededor con la que poder volcarse.

Por Antonia, cuando yo le preguntaba por todos, quedaba enterada del extremo cuidado con el que ustedes le han dispensado. 
 Habéis echado el resto, lo que le habéis entregado en tiempo, energía, esfuerzo..., se os tendrá en cuenta, porque ante ustedes se presentó la posibilidad de amar como quizás no lo hubiéseis imaginado de otra forma; él fue un tesoro para ustedes, y habéis sido grandes a los ojos de Dios. Recibiendo, junto con vuestro cariño, una limpia mirada, una mano extendida, unos brazos siempre abiertos, unos pies acompañándole en el camino de la vida...
"Llorad con los que lloran -aconseja el Libro- las lágrimas se secan mezclándolas, son aquellas lágrimas que nacen en lo profundo del corazón, se recogen en los ojos y desde allí recorren el camino hasta el cuenco de las manos de Dios".
La clave está en la sonrisa de Dios al recibir a sus hijos en su Casa para siempre, y Dios siempre sonríe.
Nuestro Padre se lo llevó con Él para llenarle los ojos de estrellas y así poder ver brillar la Luz de su Gloria con nuevo resplandor, la Gloria del Señor lo envolvió en su claridad, y él fue con vela encendida al encuentro y al abrazo de su Salvador, diciéndole:
"Señor, yo he vivido esperándote, y los latidos de mi corazón eran tus pasos". Y recibió al Autor de la Vida abriendo las puertas de su corazón de par en par y Dios lo llenó de su Luz y de su Paz.
Desde el Cielo os seguirá ayudando y lo notaréis.
Cuesta mucho la separación, el desarraigo, pero la fe nos hace superarlo, y el encuentro definitivo llegará y será por toda la eternidad.
La Virgen María está presente como Madre de los Dolores, pero también como Madre del Remedio, siempre cercana a ustedes, siempre cercana sus hijos, sobre todo cuando sufren.
Que la Sagrada Familia de Nazaret, os siga ayudando, queridos amigos, con esa su fortaleza y os animen para seguir adelante.
Nosotros, mi familia y yo, hemos querido ofrecerles a todos, con estas letras, nuestra cercanía y cariño.
Desde ésta vuestra casa, os acompañamos y os enviamos un abrazo con el cariño profundo de nuestro corazón, y con él en la medida de lo posible, infundiros ánimo y esperanza.
Vuestros amigos:
Angelita y familia.




No hay comentarios: