ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

domingo, 29 de enero de 2012

Celebración.

"Ventana abierta"


600 Programas

29 -Enero - 2012.
Del sacerdote dominico Fco. J. Rodríguez Fassio.


Hoy estamos de celebración.
-Comenta y celebra el sacerdote dominico Fco. J. Rodríguez Fassio-Yo me hago eco de su celebración -con su permiso- porque soy una acérrima fan de su antecesor el Padre Amador Menudo y ahora lo soy de él. Suelo redactar sus programas de "Diálogos en la Vida" en mi blog "Seguir la Senda, Ventana abierta", para propagar sus mensajes y observaciones sobre religión y otros valores, que parece, que a veces, en nuestra sociedad vayan desapareciendo.
Espero que todos/as ustedes lo acojan con el mismo cariño que yo se los presento, en su nombre. 
¡Muchas felicidades al Padre Fco J. Rodríguez Fassio y a todos los componentes que hacen posible este hermoso programa! 


Este es nuestro programa número 600 -nos continúa informando-.
Este programa nació como sucesor de uno llamado "Buenas Noches nos dé Dios", que dirigió durante muchos años el Padre Amador Menudo.
Desde el año 2000 se llama así "Diálogos en la Vida", y durante este tiempo hemos ido haciendo - nos explica el Padre Fco. J. Rodríguez Fassio sobre este programa, su programa, en "Canal Sur 2 Andalucía"- un camino que ha tenido distintas etapas, y ha abierto distintas ventanas, por ejemplo; hoy tenemos ya nuestro blog, se puede ver en "Misiones a la Carta", en el Canal Internacional, e incluso desde principios de año existe una versión substitulada para sordos, en el teletexto en el número 888.
Nuestro mundo, nuestra sociedad, nosotros mismos hemos cambiado mucho desde el año 2000. Sin embargo, a través de todo este tiempo, el programa ha querido ser fiel a su título y a su intuición primera: "Diálogos en la Vida".
Queríamos, y así lo hemos intentado humildemente-prosigue Rodríguez Fassio- situarnos en lo que nos une a todos, en la vida: con sus problemas, sus dificultades, sus alegrías, sus expectativas, sus esperanzas... No hay lugar de encuentro más amplio, donde cada uno está en su casa, que es la vida que tenemos que vivir, que es la vida que vivimos cada día, las circunstancias que vivimos cada día. Y ahí, en esa vida,  que nos une por encima de diferencias ideológicas, o de creencias, o de religiones, o de opiniones, o de caracteres, o de cualquier otro tipo de separación, ahí precisamente ponernos a dialogar.

Dialogar es tender puentes, salir de uno mismo expresando lo que es y lo que tiene, para ponerse en contacto, abierto, receptivo, con aquel que también viene a nosotros con la misma actitud y el mismo vagaje.
Nosotros, como creyentes cristianos,, hemos intentado ofrecer la alternativa cristiana, desde nuestra sinceridad, aunque también desde nuestra incoherencia personal y comunitaria.
Pero también hemos querido -afirma Rodríguez Fassio- estar a la escucha, en diálogo: con las experiencias, las creencias, las opiniones, los sentimientos, las circunstancias, de aquellos que en un primer momento podríamos considerar diferentes a nosotros, incluso opuestos a nosotros, y esto no por estrategia, sino por convencimiento.
* En primer lugar, porque ¿cómo eliminar al otro, cómo prescindir del otro, si somos nosotros, ellos y nosotros los que formamos parte de la vida? No se puede andar en la vida con exclusiones, ni físicas ni mentales.
* En segundo lugar también, para aprender; solamente aquel que está en la vida como discípulo, puede ser una buena persona y un buen creyente.
Hay un viejo texto  de San Alberto Magno, maestro de Santo Tomás de Aquino, que decía:
"Toda verdad, diga quien la diga, viene del Espíritu Santo".

¿Cómo podemos, como creyentes cristianos, permitidnos el lujo de dilapidar cualquier migaja, o trozo, o gran verdad que nos venga por caminos, al parecer insospechados, bajo formas de expresión, al parecer inadecuadas según nuestros oídos o nuestra mentalidad?
¿Cómo no abrir el corazón y la vida a lo que tenemos que aprender unos de otros, para caminar juntos?
Y todo esto lo hemos intentado hacer, sin malos modos, sin malos tonos; tampoco por estrategia, sino por convencimiento:
A golpes no se puede convencer.
 A patadas no se puede caminar juntos por el camino.
 A gritos no podemos entendernos.

Es la hora de los agradecimientos también:
* Agradecimiento a los Obispos del Sur y a canal Sur televisión, que son los últimos responsables de este programa.
* Agradecimiento a todos los grandes profesionales que han estado aportando su buena labor durante estos años: realizadores, productores, cámaras, maquilladores, montadores...
* Agradecimiento a ustedes, que están ahí, que nos han hecho llegar, muchas veces, por muchos conductos sus reacciones, positivas o negativas, pero siempre interesadas e interesantes.
* Y por último, cómo no dar gracias a Dios, el de todos y el de todo, que nos permite estar aquí y comunicarnos.



No hay comentarios: