ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

jueves, 10 de febrero de 2011

Dios es el mejor psicólogo.

Biblia en lenguaje sencillo.



Muchas personas buscamos consejos para vivir mejor y disfrutar de una vida feliz alrededor de nuestros seres queridos.
Lo que nos sorprende de la Biblia es que en ella se encuentran todos estos consejos y enseñanzas para que vivamos una vida plena y llena de las bendiciones de Dios en cuanto a nuestras relaciones interpersonales.

Y si todavía tienemos dudas, miremos lo que nos aconseja el apóstol Pedro:

"Si alguien les hace algo malo, no hagan ustedes lo mismo, y si alguien los insulta, no contesten con otro insulto. Al contrario, lo que deben hacer es pedirle a Dios que bendiga a esas personas, porque Él los eligió a ustedes para que reciban bendición".

Porque, como dice la Biblia:
"Los que de todo corazón deseen vivir y ser felices, deben cuidarse de no mentir y de no hablar mal de otros".
(1 Pedro 3: 9-10).

Y el autor de Efesios, nos aconseja lo siguiente:
"Dejen de estar tristes y enojados. No griten ni insulten a los demás. Dejen de hacer el mal.
Por el contrario, sean buenos y compasivos los unos con los otros, y perdónense, así como Dios los perdonó a ustedes por medio de Cristo".
(Efesios 4: 31-32).

A veces se escucha a gente envenenada por el rencor y la bronca por cosas que le han hecho otras personas... ¿Es que acaso se olvidan de TODO lo que Dios les perdonó a ellos mismos?

¡Cuántas veces Dios nos perdona una y otra vez los mismos pecados!

Esto nos recuerda la historia del rey que le perdona una deuda impagable a uno de sus siervos, y éste al encontrarse con uno de sus compañeros que le debía algunas monedas, le exigió que le pagara sin tener misericordia.
(Mateo 18: 21-35).

¿Cuál es nuestra actitud cuando nos hacen daño?
¿Olvidamos la misericordia que Dios tuvo con nosotros?

Recordemos que Dios es el mejor sicólogo; y si Él nos manda que hagamos estas cosas, es porque sabe que es lo mejor para nosotros.

Guardar  rencor, no perdonar, odiar y todo ese tipo de sentimientos a quienes más lastima es a nosotros mismos.

Así que, hoy simplemente "no nos dejemos vencer por el mal. Al contrario, triunfemos sobre el mal haciendo el bien".
(Romanos 12: 21).

Queridos amigos/as les dejo en la mejor compañía, la de Jesús, y les deseo pasen un:



No hay comentarios: