ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

martes, 26 de marzo de 2013

Un pequeño encuentro del Papa Francisco con la sociedad

"ventana abierta"

 

Enviado por la Hna Mercedes martínez Salinas RSCJ

Martha Pereyra RSCJ‏

Un pequeño encuentro
Significativo del hoy
Papa Francisco con la
Sociedad



La mañana del 25 de agosto de 1998, cuando se velaba a la Hna. Martha Pereyra en el colegio de Almagro, ( Buenos Aires) apareció de manera imprevista el cardenal Jorge Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, con un gran ramo de rosas en sus brazos. “Vengo a darle las gracias a Martha en nombre de la Iglesia”, dijo, ante la sorpresa de los presentes por el gesto desacostumbrado. Seis años después, el mismo Bergoglio, considerando los “testimonios referidos a la fama de santidad y al desvelo que puso en la atención de los más pobres”, firmaba el decreto que iniciaba el proceso para su beatificación y canonización

 
Martha Pereyra RSCJ

“A fines de mayo de 2004, el Señor Cardenal Mons. Jorge Mario Bergoglio, SJ., llamó a la Hermana Provincial del Sagrado Corazón para un intercambio de ideas sobre la posibilidad de la Causa de Beatificación de la Sierva de Dios. Sorprendió a las Hermanas la propuesta del Cardenal; aunque todas las Hermanas la admiraban mucho, pues su vida seguía presente entre ellas, con sus ejemplos de religiosa sencilla, humilde y llena de caridad.
       El cardenal primado de la Argentina, fue encontrado por quien escribe, en un sencillo confesionario de una iglesia de Mataderos. 
       El reloj marcaba las siete de una mañana lluviosa y Bergoglio estaba allí, sentado como un cura más. Fueron unos pocos minutos en los que recordó a Martha, a quien había tratado en sus visitas a Almagro, como una mujer humilde y con mucha paz. “No le importaban los éxitos y los fracasos, nunca le importó ser tenida en más”, resumió.

En voz baja, Bergoglio observó cuál es, a su entender, el valor que puede señalar un modelo de vida como el de Martha Pereyra Iraola: “Hoy en día impera un consumismo que nos lleva a querer aparentar más de lo que somos, a querer que se nos tenga en cuenta, a estar en el primer lugar; Martha nos muestra un camino de vida totalmente distinto que aporta que se puede vivir, que se puede ser feliz y que se puede hacer mucho bien, no con los valores que nos propone este espíritu mundano, sino con los valores de las Bienaventuranzas”.




 

No hay comentarios: