ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

sábado, 2 de marzo de 2013

Un poco de humor litúrgico

"Ventana abierta"


Un poco de humor litúrgico

Hola amig@s:
De nuevo ante ustedes en este blog, y si lo desean también el de ustedes " Seguir la senda. Ventana abierta".
Dios creó al hombre y a la mujer; después inventó el humor.
José Aldazábal dice:
"Después que Dios creó el mundo, hizo al hombre y a la mujer. Pero para que no se fuera a hundir todo, a continuación inventó el humor.
Existen con frecuencia en nuestras parroquias unas enfermedades litúrgicas muy curiosas:

La afasia litúrgica: 

  
Es un bito bloqueo de los órganos vocales durante los cantos, al final de las oraciones y a la hora de contestar "amén" al recibir la comunión. 
Suele notarse por el silencio casi completo o por una voz muy delgada y de tono incierto.
Es un mal que ataca más a los hombres que a las mujeres.
Suele curarse en seguida en el momento en que se toma un café o una cerveza en el bar de la esquina más cercana a la parroquia.

La delanterofobia:


Es un miedo  irremediable a los primeros bancos de la Iglesia.
Se puede llamar también "humildad litúrgica".
El que padece este mal suele tener un ataque apenas entra en la Iglesia, y se deja caer preocupado en uno de los bancos más cercanos a la puerta.
Es una enfermedad útil para casos de incendio o evacuación precipitada del local.
También sirve para evitar los reproches de Jesús a los fariseos soberbios y merecer sus alabanzas a los publicanos humildes.

La doble corriente auricular:


Es una enfermedad  que se debe a la apertura simultánea de ambos conductos auriculares, que permite que el sonido que entra por uno salga libremente por el opuesto, sin pasar por el cerebro ni el corazón, y mucho menos a las manos y su actuación en la vida.
Los síntomas se vuelven agudos cuando las ondas sonoras van cargadas de algún aviso, reconvención o instrucción comprometida, tanto en las lecturas como en la homilía.

Síndrome homilético:


También se da a veces, es un estado de semi-trance debido a la exposición a sonidos vocales prolongados en una sala grande.
La condición se agudiza cuando hay un fuerte perfume de flores o la iluminación no es la adecuada.
El paciente tiende a perder contacto con la realidad y a menudo tiene una defectuosa percepción del paso del tiempo.
En casos agudos el paciente puede caer en la total inconsciencia.

Inspirado en el Boletín de la diócesis de Arkansas, en EE.UU.


¡Qué enfermedades más raras que tienen por allá...!   

 

  

No hay comentarios: