ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

domingo, 31 de marzo de 2013

El gozo de la mañana

"Ventana abierta"


El gozo de la mañana

Fr. Eduardo Calero Velarde, ofm.


Sentado con gozo estoy
junto a cerezos nevados
y el aire me frota leve
la piel de mis pies descalzos,
y me asciende por las piernas
como si subiera a un árbol.


 Suave como la seda
me va acariciando el tacto
y deja sobre mi piel
la doncellez de su bálsamo.


 ¡Qué bella mañana Dios!
¡Qué dulcísimo es el pasmo!
Aquí embelesa el alma
la placidez de este ámbito 
mientras arde en el espliego,
cálices verdes, el campo.  


No dictéis ecología,
dejad el libro cerrado
y contemplad el misterio
que se abre en flor al milagro
de la presencia de Dios
que en todo está germinando.


Germinan rosas mis ojos;
brisas y aromas, mi olfato,
un musgo de melodía
crepita en mi oído fausto;
y el nácar vivo de un pétalo
me está creciendo en el tacto.


Mi paladar saborea
palabras de miel y barro
que me surgen desde el fondo
de entretelas y redaños,
y me estallan fecundantes
trepidando sobre el labio
al derramar su rocío,
como una flauta en el prado
que va despertando la vida
mientras recita su cántico.


¡Qué bella la mañana, Dios,
en los cerezos nevados,
mientras el aire me frota
la piel de mis pies descalzos!

       



No hay comentarios: