ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

martes, 21 de junio de 2011






En este mes de Septiembre, muchos sacerdotes y catequistas andan preocupados por cómo hacer para que los niños sigáis participando en la parroquia después de haber recibido vuestra Primera Comunión. Hay catequesis de poscomunión, pero, además, hay otra fórmula que ayuda a que los niños, que ya están más cerca de Jesús, empiecen a ayudar en la parroquia como mayores. Es el ser monaguillos, una labor a la que muchos niños se incorporan después de comulgar por primera vez.
La palabra monaguillo viene del latín, y significa monje pequeño. Es decir, el monaguillo es un ayudante del sacerdote, sobre todo durante la Eucaristía y otros sacramentos. Están a su lado para lo que el sacerdote necesite, y se encargan especialmente de preparar todo lo necesario para la Misa: el cáliz, la patena, el copón, los corporales, los leccionarios, etc. Hay que conocer y estar pendiente de muchas cosas, y no siempre es fácil; por eso, los propios párrocos los van formando.
Pero no son sólo una ayuda para los sacerdotes: «Los monaguillos representan que se puede estar con Jesús y a su servicio desde la infancia. Eso ayuda a los mayores a vivir la Misa también con espíritu de niños». Eso sí, como a veces son un poco trastos y distraen a los demás, por eso hay que recordarles que «tienen que ayudar a la gente a rezar, no todo lo contrario». También pueden y deben -y en algunas parroquias lo hacen- «acompañar al sacerdote en otras actividades propias de su labor, como visitar enfermos», etc…
Por todo esto, los monaguillos son los niños que mejor saben en qué consiste la vida y el trabajo de un sacerdote, y eso hace que muchas veces ellos mismos descubran que también quieren ser sacerdotes. Es algo normal, y no pasa nada….


No hay comentarios: