ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

miércoles, 26 de junio de 2013

Floribeth Mora pidió un milagro a Juan Pablo II horas después de su beatificación

"Ventana abierta"


Un altar a Juan Pablo II en casa de Floribeth y el Doctor Vargas

Se curó de un aneurisma en la cabeza

26/06/2013 - M.G./Agencias


Floribeth Mora pidió un milagro a Juan Pablo II horas después de su beatificación 


El milagro se habría producido en mayo de 2011, en el Hospital Calderón Guardia de Costa Rica.

Mora es madre de cuatro hijos, abuela de cuatro nietos y esposa de un ex oficial de la Fuerza Pública.

La canonización del beato Juan Pablo II está más cerca que nunca, después de que el Vaticano haya aprobado el segundo milagro atribuido a la intercesión del pontífice nacido en Polonia El primero fue el de sor Marie Simon Pierre, quien se curó de manera inexplicable del Parkinson que sufría.

El segundo milagro se habría producido en mayo de 2011, pocas horas después de la beatificación de Juan Pablo II, en la persona de Floribeth Mora, una mujer de Costa Rica que trabajaba en una empresa de seguridad privada. Mora, madre de cuatro hijos, es abuela de cuatro nietos y esposa de un ex oficial de la Fuerza Pública.

Floribeth Mora ingresó en el Hospital Calderón Guardia en abril de 2011 con un fuerte dolor de cabeza, cuya causa era un aneurisma cerebral, dolencia que le fue diagnosticada por el laboratorio de hemodinamia del centro hospitalario.


El neurocirujano Alejandro Vargas Román, que cuenta con una subespecialidad en Cirugía Neuroendovascular hecha en el Hospital Puerta del Hierro y el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, fue quien atendió a la mujer costarricense ante el diagnóstico del aneurisma. Posteriormente, Vargas confirmó la desaparición del aneurisma, sin que exista una explicación científica.

La agraciada mujer, curada por este milagro, ha relatado a medios locales de su país que fue durante una procesión cuando pidió al fallecido pontífice que interviniera ante Dios por su estado de salud. La Curia Metropolitana de Costa Rica confirmó que el caso fue presentado al Vaticano en mayo del 2011, y su aprobación posibilitará la subida a los altares del que fuera Karol Wojtyla.

El Vaticano reconoce el segundo milagro de Juan Pablo II, clave para su canonización



No hay comentarios: