ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

sábado, 19 de octubre de 2013

La ayuda ya está en camino

"ventana abierta"

La ayuda ya está en camino 

  Unos misioneros cristianos, decidieron ir a unas Islas del Pacífico del Sur a evangelizar a los nativos de esas Islas. Además del equipaje, llevaron una maleta pequeña con artículos personales como una Biblia, una vasija para tomar agua, un cuchillo, por si necesitaban cortar algunas frutas, y otros objetos personales. 


Desafortunadamente el barco naufragó, y sólo hubo un sobreviviente, que pudo nadar hasta la orilla de una de las Islas, pero al llegar muy agotado por la travesía, notó que la pequeña Isla estaba deshabitada, se arrodilló y le pidió a Dios, con mucho fervor, que pasara algún barco para poder ser rescatado.

Todos los días el pobre hombre, miraba al horizonte, buscando con ansiedad, para ver si aparecía algún navío, pero nada. Así es que decidió levantar una choza con los pedazos de madera y troncos de árboles caídos, para resguardarse de los elementos, y proteger sus escasas pertenencias. 

 

Un día, cuando regresaba a la choza, después de merodear por la Isla en busca de alimentos, con gran tristeza vio que estaba envuelta en llamas, una gran columna de humo se elevaba hacia el cielo. 


Lo peor era que lo había perdido todo, sus pocas pertenencias, el hombre se encontraba desesperado, pero luego se arrodilló y oró : 
"¿Señor, ¿por qué me ha sucedido esto? 
¿Es que te has olvidado de mí? 
Tú sabes que tenía muy poco, pero ahora no tengo nada, ¡por favor ayúdame! 

Unas horas más tarde el náufrago escuchó el sonido de un barco que se acercaba a la Isla. 


¡Habían venido a salvarlo!

-¿Cómo supieron que estaba aquí? -Preguntó a sus salvadores.

-Vimos la señal de humo que usted envió. -contestaron ellos.

Amig@s, a veces cuando nos encontramos en situaciones difíciles, nos amedrentamos, es muy fácil descorazonarse cuando las cosas marchan mal. Pero recuerda, cuando sientas que tu cabaña se vuelve humo, puede ser la señal que Dios te está dando de que ya la ayuda viene en camino, El Señor nos prometió:
 "No os dejaré, ni desampararé". 
Confiemos amigos, la ayuda ya está en camino.




No hay comentarios: