ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

domingo, 15 de abril de 2012

Carta semanal del Arzobispo de Sevilla. 15 -Abril- 2012.

Carta Pastoral del Arzobispo de Sevilla
Monseñor Juan José Asenjo.
15 -Abril- 2012.



¡Buenos días, estimados amigos!
Paso a contarles la Carta Pastoral que el Arzobispo Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina ha escrito para hoy domingo, se titula:
"Inscribir a vuestros hijos en la clase de Religión".

El Arzobispo comienza la carta recordando que La Constitución Española y los acuerdos subscritos con la Santa Sede, avalan el derecho de los padres a elegir la clase de Religión para sus hijos:
- "No se trata pues, de un privilegio lo que se concede a los católicos, ni de una concepción graciosa del Estado.
Como reconoce nuestra Carta Magna, los padres tienen el derecho inalienable de elegir el tipo de educación que desean para sus hijos, sobre todo en el plano moral y religioso; derecho que los poderes públicos no pueden ni limitar ni suprimir, sin incurrir en una arbitrariedad injustificable en un Estado Democrático, sería un atropello.
Los padres y los alumnos tienen derecho a que la enseñanza religiosa escolar se imparta en condiciones análogas a las demás áreas sin introducir limitaciones o trabas que discriminen la impartición de esta enseñanza, que en ocasiones dan la impresión de querer asfixiarla, presentándola como si fuera una materia marginal o un peso debido a la carga curricular.
No faltan quienes opinan que la escuela no es el lugar propio de la formación religiosa, que pertenece más bien al ámbito familiar o a la Catequesis que ha de impartirse en la Parroquia.
Es la postura de quienes desearían que la religión fuera desalojada de la Escuela Pública.
La familia y la parroquia tiene ciertamente un puesto insustituible en la educación cristiana de nuestros hijos y jóvenes, como lo debe tener también la escuela, si quiere educar integralmente a las nuevas generaciones".

Monseñor Asenjo subraya los valores y conocimientos que proporciona la formación religiosa escolar, y destaca un componente de primer orden a la hora de configurar la condición de nuestros jóvenes como futuros ciudadanos:

- "La formación religiosa ofrece al alumno principios  y criterios morales seguros de comportamiento para con Dios y para con el prójimo, tanto en el plano personal como social, aspectos tan decisivos como la convivencia, el respeto por todos, la justicia, la entrega a los demás, el sacrificio, la fraternidad y el servicio; de forma que bien podemos decir, que la educación religiosa escolar encierra un evidente valor social, pues ayuda a formar buenos ciudadanos, aspecto éste que nuestras autoridades deberían valorar como se merece".

Continúa la carta haciendo hincapié en que por encima de los conocimientos y valores que se desprenden de una asignatura como esta, la religión en la escuela supone un plus que no siempre se tiene muy en cuenta.

- "Con todo, lo más importante que la asignatura de Religión puede brindar a los alumnos, es el encuentro con Cristo: Camino, Verdad y Vida de los hombres y única esperanza para el mundo; el Único que puede dar respuesta a las ansias infinitas de felicidad que bullen en los corazones de nuestros adolescentes y jóvenes".

 Concluye con unas palabras de aliento hacia los profesores de Religión:

- "Invito por último a los profesores a tomarse muy en serio, la responsabilidad que les encomienda la Iglesia.
A todos ellos manifiesto mi afecto, aprecio y gratitud por la tarea que realizan, a veces con muchas dificultades".

¡Hasta siempre, amigos/as!


No hay comentarios: