ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Parábola de una gotita.

"Ventana abierta"

Parábola de una gotita.

Había una vez una gotita que se sentía muy pequeña e insignificante, no sabía que camino elegir, porque pensaba que donde estuviera nadie se daría cuenta que existía y no se verían las cosas que ella hacía.
Dios que todo lo ha hecho perfecto y que le da una misión especial a cada ser y cosa de su creación, le preguntó:
- ¿Qué te pasa hija mía, qué te causa tanto dolor?
- Perdóname que te lo diga, pero no le encuentro sentido a mi existir, soy tan diminuta que yo sola, nada puedo hacer ni construir; siento que es vano mi trabajo, da igual conmigo o sin mí.
El Señor, mirándola con ternura, la mejor de sus sonrisas le regaló y sin pensarlo le dijo:
Nada es insignificante ni pequeño ante los ojos del Creador, vale más lo que se construye con esfuerzo y sacrificio gota a gota, que aquello que fácilmente se logró… Mira a tu alrededor, hay muchas cosas que no serían lo mismo si faltara esa gotita que alguien aportó: el mar sería una gotita más pequeño, si le robaran una gota de su inmensidad; se revive un corazón con una gotita de amor; el desierto se convierte en oasis con una gotita de agua en su interior; se alimentan las plantas cada amanecer, con una gota que el rocío derrama.
Una lagrima es una gota de dolor o de alegría, expresa la emoción que dejó sin palabras al corazón; un granito de arena, da inicio a una nueva construcción, de granito en granito se puede levantar la más grande edificación; con el más pequeño de los sueños, encuentra el ser para vivir una nueva razón; una gota puede rebosar el vaso y hacerlo derramar; una gotita de luz se convierte en una gran esperanza en medio de la oscuridad.
Hay quienes se lamentan por esa gota de amor que nadie les dio, existen los que piden tan poco, que necesitan así sea una gotita de comprensión para encontrar paz en su interior; una gota de silencio hace más grande el vacío y la soledad; una gota de indiferencia puede matar una relación; una gota de traición puede destruir la confianza que el otro depositó; una gotita de fe puede mover montañas y hacer los sueños realidad; una gota significa mucho más de lo que puedes imaginar, a tal punto que una gota de Sangre de mi Hijo Jesús llega a ser signo de la Salvación que al mundo con su vida ofreció.
¿Entiendes ahora lo que te digo? Eres más importante de lo que te puedes imaginar, tu pequeñez me permite demostrar mi grandeza; gota a gota se puede hacer germinar una planta, calmar la sed de toda la humanidad; con una gota de dulzura se puede acabar la amargura que le impide al alma ser feliz de verdad; una gota de tiempo pido, para que se eleve una oración; una gota que des o quites, modifica todo ya sea para bien o para mal… así que no digas que las cosas contigo o sin ti son igual.
Después de escuchar las palabras que con amor le dijo el Creador, la gotita se fue pensando en todo lo que podría aportar si lograse entrar a cada corazón y convertirse en una gota de amor que los hombres y mujeres quieran al mundo regalar, para poder construir, la verdadera Paz.
¿Alguna vez te has sentido como una gotita pequeña y solitaria que siente que nada vale, que al bajar solita de algún lugar se siente como una miniatura y no encuentra su camino? ten presente que en lo más pequeño y sencillo, la perfección de Dios siempre está.

No hay comentarios: