ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

jueves, 2 de mayo de 2013

Conversación con Dios…

"Ventana abierta"


Conversación con Dios…


 Yo: Dios, ¿puedo hacerte una pregunta?
Dios: Claro.
Yo: ¿Me prometes que no te molestarás?
Dios: Te lo prometo.
Yo: ¿Por qué permitiste que me pasaran tantas cosas hoy?
Dios: ¿A qué te refieres?
Yo: Bueno, me levante tarde.
Dios: Si.
Yo: Mi auto tardó mucho en arrancar.
Dios: Ok.
Yo: En el almuerzo hicieron mal mi sándwich y tuve que esperar.
Dios: Huuummm.
Yo: De camino a casa, mi celular se descargo, justo en cuanto contesté una llamada
Dios: Entiendo.
Yo: Y para colmo de males, llego a casa con la intención de disfrutar mi máquina de masajes para pies y relajarme, pero no pude hacerla funcionar. ¡Nada me salió bien hoy! ¿Por qué me hiciste esto?
Dios: Déjame ver, el ángel de la muerte estaba en tu cama esta mañana, y tuve que enviar a uno de mis ángeles a luchar con él por tu vida. Te dejé durmiendo mientras duró.
Yo (humillado): ¡Oh!
Dios: No dejaba que tu auto arrancara porque había un conductor ebrio en tu ruta que te hubiese chocado si fueras en camino.
Yo (apenado).
Dios: La primera persona que te preparó el sándwich hoy estaba enferma y no quería que te contagiaras, pues sé que lo último que deseas es faltar al trabajo.
Yo (avergonzado): Ok
Dios: Tu celular se apagó porque la persona que te llamaba iba a dar falso testimonio de la llamada, y no permití que siquiera alcanzaras a hablar con ellos para protegerte.
Yo (suavemente): Ya veo Dios.
Dios: ¡Oh! Y la máquina de masajes. Tenía un corto que iba a causar un apagón en tu casa fundiendo los fusibles e Imaginé que no querrías quedarte sin luz toda la noche.
Yo: Lo siento Dios.
Dios: No te apenes, sólo aprende a confiar en mi… en todas las cosas, las buenas y las malas.
Yo: Confiaré en ti Dios.
Dios: Y no dudes que mi plan para tu día es siempre mejor que tu plan.
Yo: No lo haré Dios. Y sólo déjame decirte ¡gracias por todo lo de hoy!
Dios: De nada hijo mío. Fue sólo un día más siendo tu Dios y adoro ver y velar por mis hijos.





No hay comentarios: