ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Serenidad.

"Ventana abierta"


   Serenidad

  

Serenidad es calma interior, sosiego, estabilidad de ánimo, dominio de uno mismo.
 La serenidad proporciona una fuerte energía vital.
La serenidad no es apatía, impasibilidad o dejadez. 
 


La persona serena huye del activismo, es decir del afán de hacer mucho, pero sin dirección y sentido.
Tampoco se deja llevar por la precipitación y los impulsos.
Actúa después de pensar.


La serenidad va de la mano de la ponderación y de la objetividad.
No hace tragedia de pequeños sucesos negativos.
 No dramatiza. Mira los sucesos con realismo, con ánimo positivo.


La persona serena conserva la calma sin desesperarse y sin desanimarse.
Enfrenta los problemas uno a uno, estudiando a fondo cada asunto y tomando alguna decisión.
Después actúa con prontitud; de esa manera van desapareciendo los problemas.


 Conviene dominar los sentimientos, lo cual supone encauzarlos y expresarlos debidamente.
Cuando no es así, perdemos el control de las decisiones y de las acciones.


"Dame Señor la dicha y yo me encargaré de ser ecuánime"
-Decía Tagore-.
Alegría interior, serenidad y ecuanimidad suelen ir unidas.


La ira y el rencor desestabilizan el corazón y producen amargura.
Si no se corta a tiempo aparecerá el odio, pasión que daña al ser humano.


* Serenidad para aprender.
* Serenidad al tomar decisiones complejas.
      * Serenidad ante la injusticia.
* Serenidad, especialmente en momentos difíciles.


En últimas, la serenidad proviene de confiar en DIOS, que nunca abandona a quien confía en ÉL.
 

 La serenidad se va obteniendo conforme se vaya creciendo y madurando espiritualmente.


La serenidad no se aplica con gritos, rencores, angustias, temores, miedos, enojos o enfados, etc.

¡¡QUE TENGAS UN FELIZ DESCANSO!!

 

No hay comentarios: