ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

viernes, 23 de noviembre de 2012

La Creación

"Ventana abierta"


 La Creación
Antes de que Dios crease su mundo, no había nada que ver o que tocar. No se oía nada, ni olores ni sabores. Todo era oscuridad y vacío - pero Dios estaba allí.

Dios dijo: "Que se haga la Luz".
Y la luz surgió tal como Dios había ordenado.
Dios llamó a la luz "Día" y mantuvo alguna oscuridad, a la que llamó "Noche".

Después Dios hizo surgir un enorme cielo azul.
El horizonte separaba el cielo de la tierra.

Dios habló de nuevo y, esta vez, hizo surgir en su mundo el mar y la tierra.
Dios colocó el agua en determinados lugares para que surgiese tierra seca.

Después Dios dijo: "Voy a llenar la tierra seca de todo tipo de plantas que tengan simientes, flores y bayas, y de árboles que den frutos".

En cuanto habló Dios , la tierra se llenó de vida y plantas y árboles comenzaron a crecer.

Después, Dios creó una gran luz brillante en el cielo. La llamó Sol. Sus poderosos rayos brillaban sobre la tierra durante el Día para dar luz y calor al mundo de Dios.

Dios creó una segunda luz, más débil, para que brillase por la noche y la llamó Luna. Dios rodeó a la Luna de millones y millones de estrellas brillantes.

"Ahora es el momento de crear seres vivos en mi mundo, dijo Dios".
 Entonces, creó aves para volar por el cielo, de todos los colores y formas que puedas imaginar.

Después, Dios llenó el mar de todo tipo de seres
Los había grandes -ballenas y tiburones, delfines y arroaces, focas y leones marinos.

Dios creó grandes bancos de peces grandes y pequeños -de todos los colores del arco iris.

Y el pulpo, la medusa y el camarón nadaron con ellos por el vasto océano de Dios.

A continuación, Dios creó todas las especies de animales para vivir en la tierra.
Animales de todas las formas y tamaños -grandes y pequeños, feroces y mansos, rápidos y lentos.

Dios los hizo a todos diferentes, con manchas y a rayas, con cuernos y garras, con lomo y jorobas.
Creó animales que trepaban y se arrastraban, con colas grandes y pequeñas, con caparazones duros y pieles suaves.

"Ahora", dijo Dios, "Voy a crear un hombre y una mujer para que sean como yo y sean mis amigos".

"Voy a hacer que se ocupen de todo lo que Yo creé, para que ocupen mi lugar".   

La obra de Dios estaba completa.
Había creado de la nada un mundo maravilloso y perfecto.
No había nada más que hacer. 
Estaba completo.
Entonces, Dios descansó.
      

No hay comentarios: