ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Carta a mi querida amiga Hna Amparo.

"Ventana abierta"

Carta a mi querida e inestimable amiga, 
Hna  Amparo en su misión en Filipinas.

Muy querida Hna Amparo:
He dejado pasar el tiempo y ahora he decidido al fin ponerme en contacto con usted por este medio, al no obtener respuesta por su parte a la nuestra. La verdad es que nos sentimos bastante intranquilos y preocupados.
¿Cómo se encuentra usted, acaso está enferma?
¿Y su Comunidad de Religiosas?
¿Hay algún problema de tipo natural, como el monzón, tifones, el volcán o alguna otra cosa por el estilo?
¿Está todo bien, o no ?
Por favor, escríbanos aunque sólo sea una línea, diciendo cómo se encuentra usted y el pueblo hermano de Filipinas. No nos hace falta nada más.
¿Cuándo vendrá de nuevo a España y la podremos tener entre nosotros unos días, para darle el abrazo que en nuestra mente y en nuestro corazón tantas veces y hondamente acariciamos?
Aunque nos consta que cuando viene, está suspirando por volver a Filipinas con toda esa gente amiga que usted quiere tanto, y que  igualmente le corresponden con el mismo cariño que pone en ellos, en una reciprocidad constante.
Muchas gracias por enviarnos la foto con los niños en el comedor que usted ha fundado allí, y enseñarnos dónde van a parar nuestros humildes donativos, ese pequeño granito de arena, que se verá incrementado si Dios quiere, por todas esas almas buenas que van uniéndose para formar una enorme montaña. Y al mismo tiempo recibiremos las bendiciones del Cielo, al contribuir al bien común de nuestros hermanos en el Señor.
  ¡y cuán agradecidos  ellos lo reciben. 
Y cuán alegres nosotros nos sentimos!
¡...Y , claro, manos a la obra!

 

En el día del juicio, Jesús dirá a los que estén a su derecha: "Vengan, entren en el Reino. Porque tuve hambre y me dieron de comer; tuve sed y me dieron de beber; estuve enfermo y me visitaron..."


 Y luego el Señor les dirá a los que estén a su izquierda: 
"Apártense de mí, porque estuve hambriento y no me dieron de comer; estuve sediento y no me dieron de beber; estuve enfermo y no me visitaron". 
Y ellos le preguntarán: 
"¿Cuándo te vimos hambriento, sediento o enfermo, y no te asistimos? 
Jesús les responderá entonces: 
"Todo lo que no hicieron por el más pequeño de sus hermanos, tampoco lo hicieron por mí".
 
"Lo que hagáis a uno de estos pequeños,
a Mí me lo hacéis..."
 

 

Que el Señor les bendiga a usted, a su Comunidad de Religiosas "Esclavas del Divino Corazón" y a todo el país de Filipinas, que están tan lejos de nosotros en distancia, pero tan cercanos en el corazón.


Mientras quedamos a la espera de sus noticias, reciba nuestro abrazo más cariñoso:
Antonia y su familia, y mi familia y yo, estamos ansiosos por saber de usted y de todos allí.

 Niños de Filipinas
para que nos empapemos de sus rasgos, gestos y sus preciosas sonrisas.


Su amiga incondicional: Mª Ángeles (Angelita)

 

No hay comentarios: