ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita Grueso.

domingo, 25 de marzo de 2012

Carta semanal del Arzobispo de Sevilla. 25-Marzo-2012.

Carta Pastoral del Arzobispo de Sevilla
Monseñor Juan José Asenjo.
 25 -Marzo- 2012.


¡Buenos días, estimados amigos!
Esta semana el Arzobispo Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina ha dedicado su Carta Pastoral, como no podía ser de otra manera, a la Cuaresma. 
D. Juan José compara el sentir de la reconversión de un cristiano en este tiempo litúrgico, con la restauración que sufre un cuadro con el paso de los años. Así se titula la Carta Pastoral de esta semana:
 "Restauranos Señor, con tu Misericordia".

D. Juan José comienza su Carta, recordando la belleza del cuadro de Velázquez cuando éste lo pintó en 1657, y que el paso de los años lo fue deteriorando. Por ello, hace algunos años hubo que restaurarlo, para que así la obra de Velázquez brillara con todo su esplendor, como lo hiciera hace 4 siglos cuando se creara.
Monseñor Asenjo compara la vida de este cuadro que necesitó ser restaurado, con la de los cristianos en el tiempo de Cuaresma.

"Como el cuadro de Velázquez, cada uno de nosotros, después de nuestro Bautismo, fuimos una obra perfecta salida de las manos de Dios. En el Bautismo fuimos incorporados a Cristo, recibimos la Gracia Santificante que nos hizo hijos de Dios, miembros de su Familia y partícipes de su Naturaleza Divina.
Nos convertimos, además, en templos de la Santísima Trinidad, que vino a habitar en nosotros.

Con el paso del tiempo, sin embargo, este cuadro ideal se fue deteriorando.
A lo largo de nuestra vida de adultos, nuestra alma fue perdiendo su belleza originaria, su primitiva tersura y perfección.
Por todo ello, nuestra Madre la Iglesia, sitúa cada año en el corazón del Año Litúrgico el tiempo de Cuaresma, en el que nos invita a la renovación, a la conversión, a la restauración de nuestra vida cristiana:
"Restauranos Señor, con tu Misericordia, a los que estamos hundidos bajo el peso de las culpas".

Él es el Camino, la Verdad y la Vida también ahora en nuestra peregrinación terrena. Él ha venido para que tengamos vida, y vida abundante, la vida que nos permite dar frutos si permanecemos unidos a Él, como el sarmiento que permanece unido a la vid.
Esa vida es la Gracia Santificante, que nos fue merecida por Jesús de una vez y para siempre en la cruz, y que Él entregó a la Iglesia para que la distribuya y aplique a los hombres de todos los tiempos a través de los sacramentos".

Monseñor Asenjo finaliza la Carta de esta semana con una invitación a partir de la liturgia de hoy.

La liturgia de este domingo nos invita a estimar la vida divina en nosotros y a vivirla en plenitud, a luchar contra el pecado venial que vela en nosotros la imagen de Dios, a luchar sobre todo, contra el pecado mortal que la destruye totalmente.
Volvamos al Señor y renovemos la Gracia Bautismal.
Dejemos que Él restaure en nosotros la condición filial en este tiempo de gracia y salvación".
 


No hay comentarios: