ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

sábado, 11 de abril de 2015

Carta a un padre que ya no está.

"Ventana abierta"


Carta a un padre que ya no está


Querido Papá, ¿cómo quisiera que me abrazaras y sentir que me estrechas contra tu pecho...
Pero sé que no es posible.
Quisiera cerrar los ojos y poder verte y escucharte...
Pero sé que no es posible.
Sentarme a tu lado y que me expliques y me digas el por qué de las cosas...
Pero sé que no es posible.
escucharte decirme que me quieres y oirte reir como sólo tú lo hacías y contagiarme con tu risa...
Pero sé que no es posible.
¿Recuerdas cuando por cualquier motivo sin importancia nos enfadábamos?
La última vez yo te llevé un regalo, te dije:
¡Feliz día!
Y después te dije:
-A pesar de todo y de todos, te quiero tanto..., y hasta el día que  que yo me muera me vas a tener que aguantar con mis tonterías, porque nunca voy a dejar de ser tu hija.
Pero me falta tu abrazo, me faltan tus palabras, me falta tu risa, las charlas distendidas, los consejos..., me faltas tú, papá.
Y creo que un día va a ser posible volver a estar contigo y no separarnos jamás.

Amigos, si aún tenéis a vuestro padre o madre, disfrutadlos, cuidadlos..., no esperéis a no tenerlos para valorarlos. 



No hay comentarios: