ventana

ventana

Sean bienvenidos

Sean bienvenidos

Invitación y bienvenida

Hola amig@s, bienvenid@s a este lugar, "Seguir la Senda.Ventana abierta", un blog que da comienzo e inicia su andadura el 6 de Diciembre de 2010, y con el que sólo busco compartir con ustedes algo de mi inventiva, artículos que tengo recogidos desde hace años, y también todo aquello bonito e instructivo que encuentro en Google o que llega a mí desde la red, y sin ánimo de lucro.

Si alguno de ustedes comprueba que es suyo y quiere que diga su procedencia, o por el contrario quiere que sea retirado de inmediato, por favor, comuníquenmelo y lo haré en seguida y sin demora.

Doy las gracias a tod@s mis amig@s blogueros que me visitan desde todas partes del mundo y de los cuales siempre aprendo algo nuevo. ¡¡¡Gracias de todo corazón y Bienvenid@s !!!!

Si lo desean, bajo la cabecera de "Seguir la Senda", se encuentran unos títulos que pulsando o haciendo clic sobre cada uno de ellos pueden acceder directamente a la sección que les interese. De igual manera, haciendo lo mismo en cada una de las imágenes de la línea vertical al lado izquierdo del blog a partir de "Dios", pasando por todos, hasta "Galería de imágenes", les conduce también al objetivo escogido.

Espero que todos los artículos que publique en mi blog -y también el de ustedes si así lo desean- les sirva de ayuda, y si les apetece comenten qué les parece...

Mi ventana y mi puerta siempre estarán abiertas para tod@s aquell@s que quieran visitarme. Dios les bendiga continuamente y en gran manera.

Aquí les recibo a ustedes como se merecen, alrededor de la mesa y junto a esta agradable meriendita virtual.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.

No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad.
No hay mejor regalo y premio, que contar con su amistad. Les saluda atentamente: Angelita.

jueves, 31 de marzo de 2011

POR QUE TE QUIERO, TE PEGO

MARIBEL ROSA
UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN SIMÓN



Se me eriza la piel al recordar la escena de violencia que presencié hace algunos días caminando por la calle, un hombre en estado de ebriedad todo iracundo lanzaba golpes llenos de ignorancia y furia a una joven madre quien tenía en brazos a su pequeña hija, inmediatamente recordé la canción de la Mona Jiménez “mujer maltratada, no te sometas son tus hijos que te llaman”.

Cada grito, cada movimiento hacia que me preguntara ¿por qué pagué para ver la película “cicatrices”?, si toda la trama del film se reflejaba en ese instante, es triste caer en la cuenta de la terrible desvalorización e insensibilidad familiar en la que se encuentra sumergida nuestra sociedad.

La joven aguantaba valerosamente los golpes como un boxeador en su último raund, al cabo de unos minutos los ánimos se calmaron y como si nada hubiera pasado él la abrazó y pidió que lo perdonara diciendo “eres tú quien me obliga a pegarte, yo te quiero” y dándole un beso, que simulaba al conocido “beso de la muerte”, el que solían dar los gánsteres para decir que ibas a morir.

Para muestra basta un botón como dice el refrán, existen miles de mujeres que son maltratadas y terminan dando “un viaje del que no pueden volver y todo eso se podía evitar por que te callaste si alguien te podía escuchar yo te extraño” un fragmento reflexivo de la canción se apagó su luz del grupo La Noche.

Es terrible que muchos niños tengan que ver cómo maltratan a su madre aquel ser que les dio la vida, pero lo mas increíble es por qué esas mujeres lo soportan ¿será por el bienestar de sus hijos? ¿Será por amor? sea cual sea la razón, no la entiendo… soportar el maltrato y la humillación, basta de tanto sufrimiento, basta a los puños de acero.

Si se piensa que el maltrato a la mujer se limita a una determinada clase social, pues no es así, la reconocida cantante Rihanna fue víctima de golpes por el que fuera su novio también cantante Chris Brown, sin duda un caso polémico.

Son alarmantes las cifras que lanza el Instituto de Medición Legal del Ministerio Público, en la que al menos una de cada tres mujeres ha sido golpeada. En Bolivia la ley 1674, en contra de la violencia de la familia domestica, ya sea agresión física, psicológica o sexual cometida por el cónyugue o conviviente, es penalizada.

“Porque te quiero, te pego” sin duda es una frase que hay que eliminar de nuestro vocabulario y sustituirla por la de “no se daña a quien se quiere” de la cantautora Bebé, pero eso sólo tú lo decides atrévete!!!



No hay comentarios: